De la gitana andaluza a una madre de Mali, una mujer mauritana y una niña siria

La empresa cordobesa de aceite de oliva cambia la imagen de sus etiquetas en una campaña solidaria contra el hambre y la desnutrición infantil

Etiquetas de la campaña del aceite de oliva Carbonell.
Etiquetas de la campaña del aceite de oliva Carbonell.

La gitana sentada bajo un olivo es su imagen desde hace más de un siglo. Tiene sus orígenes en 1866 y ha permanecido prácticamente invariable desde entonces. Hablamos del emblema del aceite de oliva Carbonell, que ha cambiado a la mujer andaluza de sus etiquetas por la de otras mujeres del mundo como parte de una campaña solidaria a favor de la ONG Acción contra el Hambre y por la que donará a la organización humanitaria parte de los beneficios de las ventas. De esta forma, la gitana ha sido sustituida por varias escenas distintas tales como una madre maliense con su pequeño en brazos, una mujer mauritana que viene de recoger agua de un pozo o una niña siria refugiada.

La empresa cordobesa ha fabricado 200.000 botellas en una campaña que se enmarca dentro de una serie de medidas para favorecer los proyectos de lucha contra la desnutrición y las botellas editadas son las de aceite de oliva original 0.4 y están ya a la venta en los supermercados. Carbonell donará el 50% de sus ventas a programas de alimentos y agua. Se estima que los beneficios contribuyan a "salvar a unos 12.000 niños y niñas con desnutrición aguda, proporcionar higiene básica a 2.500 familias, semillas para al autoabastecimiento anual de 5.000 familias y ofrecer tratamiento nutricional a 20.000 niños y niñas", indica la aceitera en declaraciones a El País.

Los beneficios se destinarán a menores con desnutrición aguda, higiene para las familias, semillas y tratamientos alimenticios

Según ha explicado la directora de Comunicación y Fundraising de Acción contra el Hambre, Carmen Gayo, "las botellas de aceite son un elemento indispensable en las distribuciones alimentarias a las familias amenazadas por el hambre en los países en los que trabajamos". "La alianza con Carbonell permite afianzar este vínculo, y es un lujo poder hacerlo desde su emblemática mujer andaluza", la cual, se ha convertido en "símbolo de solidaridad transformándola durante unos días en otras mujeres del mundo que luchan contra el hambre a diario".

En este sentido, el director de Marketing Operacional de Deoleo, Francisco Rionda, ha destacado que una marca "tan relacionada con la cocina y la alimentación de las familias españolas", no podía dejar de trabajar en una colaboración de este calado. "Teníamos que servir de altavoz para esta causa de Acción contra el Hambre a través de nuestra mejor embajadora: la mujer andaluza de nuestras botellas", señala.

Las mujeres producen más de 50 por ciento de los alimentos cultivados en todos el mundo

Las mujeres producen más de 50 por ciento de los alimentos cultivados en todos el mundo, según estimaciones de la FAO. Al ser las responsables de la provisión de alimentos y cuidados a sus familias, las mujeres suelen disponer de un conocimiento especial del valor y la diversidad de uso de plantas para la nutrición, la salud y la generación de ingresos. Por lo tanto, a menudo son las guardianas del tradicional conocimiento de las plantas indígenas. A pesar de esto, las mujeres tienen un acceso muy limitado a la tierra, el crédito, fertilizantes y otros recursos. Se estima que con un acceso garantizado de la mujer a estos recursos se podrían reducir entre 100 y 150 millones de personas menos en inseguridad alimentaria. Hoy 815 millones de personas viven sub-alimentadas en el mundo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído