Cerca de 200 mayores esperan a pleno sol para entrar a clase por la falta de porteros en un colegio

Algunos de los mayores concentrados a las puertas del CEIP Valdés Leal.
Algunos de los mayores concentrados a las puertas del CEIP Valdés Leal.

La Ampa del CEIP Valdés Leal, en Sevilla, el alumnado del aula de personas adultas, su directora y monitores han denunciado la falta de personal de portería necesario para atender las necesidades de apertura de este centro por la tarde, ya de por sí importantes por el volumen de niños y niñas que acuden a sus actividades extraescolares. Asimismo, ponen de manifiesto el bloqueo que se ha hecho a que los colectivos implicados visibilicen este conflicto con un acto de protesta pacífico y ordenado en la puerta del centro educativo.

Iniciadas las actividades extraescolares y las clases para personas adultas, la responsabilidad que conlleva la apertura del centro por la tarde recae sobre la buena voluntad de los monitores y la directora del aula de adultos. En este caso concreto, la Ampa habla de alrededor de 200 personas con edades comprendidas entre 60 y 80 años, que se ven obligadas a esperar a pleno sol con altas temperaturas hasta que se les abra la puerta, permaneciendo de pie en una acera con escaso 1,20 metros de ancho y con el carril bici frente a la puerta del acceso.

A todo esto se unen los problemas de seguridad que conlleva la falta de vigilancia de salidas y entradas del centro, como hemos podido comprobar en casos como el sucedido recientemente en el Centro Permanente de Educación de Adultos (CEPER) Polígono Sur, cuya Directora ha sido agredida en un intento de robo.

Por el CEIP Valdés Leal pasan más de 1.000 personas al día, una situación que se agrava justo con el comienzo de las actividades extraescolares, cuando no solo las personas adultas acceden al centro, sino también las familias que dejan y recogen a sus hijos.

Tanto la Ampa del CEIP como las personas de la educación de adultos se han concentrado junto a la plataforma de la bolsa de peones que se manifiestan todos los viernes en plaza Nueva, para reclamar la falta de peones de limpieza y portería en los centros educativos públicos. También se llevó al Pleno municipal la pregunta sobre la situación que se vive en el CEIP Valdés Leal, centro que permanece abierto 14 horas al día, con 3.484 metros cuadrados construidos y 13.365 de patio, y todo con sólo tres peones cuando debería tener seis. No obstante, la respuesta sigue siendo la misma: no saben, no contestan, y la situación sigue sin solucionarse.

A esta pasividad se une el intento de bloqueo de la protesta para visibilizar la situación, ya que las familias del centro y el alumnado del CEPER han solicitado en dos ocasiones permiso extraordinario a la Subdelegación del Gobierno para concentrarse en la puerta del colegio —una para el lunes 1 de Octubre y otra para el miércoles 3 de octubre—, a fin de garantizar la seguridad y salud de todas las personas que iban a secundar la concentración; ambas solicitudes nos han sido denegadas, impidiendo que puedan denunciar públicamente la situación que están viviendo.

"La situación del centro está siendo insostenible. Por parte de las administraciones no se da una respuesta para garantizar que estas personas adultas no sigan pasando calor hasta que la voluntad de alguien que no es portero/a les abra para ir a su centro a estudiar. Cualquier asociación y representantes de este colectivo se desvincula de poder contener por mucho tiempo a las familias y adultos si estas deciden reunirse libremente en la puerta de su centro", explica la Ampa en una nota. Y es que ha empezado a circular entre familias y alumnado, que el próximo 4 de octubre, a las 18:00 horas protestarán, "hartas de no ser escuchadas por ningún responsable de la Administración competente".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído