Antonio Fernández nunca se benefició del ERE de González Byass: la Audiencia retira el cargo contra el socialista

Las pruebas documentales indican que rechazó activamente y por burofax cualquier beneficio económico del expediente que le pudiera corresponder por haber trabajado de joven en la bodega

Antonio Fernández, en una imagen de archivo.
Antonio Fernández, en una imagen de archivo.

El que fuera consejero de Empleo de la Junta y encausado en la trama de los ERE, Antonio Fernández, nunca estuvo entre los beneficiarios del ERE de González Byass, el cargo más fuerte y mediático que se le imputaba. El socialista jerezano acabó en prisión poco después de dejar su cartera y su escaño por su implicación. Casi una década después, la Audiencia Provincial de Sevilla ha aceptado la versión de su defensa.

En una prueba documental, se reconoce que "aun cuando figura como beneficiario asegurado de la póliza, no suscribió el boletín de adhesión, y que en consecuencia la póliza no ha generado derechos a su favor sin que se le haya abonado con cargo a la misma cantidad alguna". Por estos hechos, Fernández ya tuvo que entrar en prisión durante el periodo de instrucción. Lo que ha permitido que se desvincule de ese cargo es una carta de 2011 remitida a Uniter Banco Vitalicio, que prueba que el socialista nunca cobró ese dinero de forma indebida. Como recoge Diario de Sevilla, a través de un burofax a la aseguradora Generali, en 2008  Antonio Fernández renunciaba de forma "expresa y definitiva a cualquier clase de derechos que pudieran corresponderle de la mencionada póliza".

A través de un auto, la Audiencia indica que "la conclusión no puede ser otra que su anulación parcial al haberse acordado seguir las actuaciones contra Antonio Fernández en atención a un testimonio incompleto, debiendo modificar el contenido del fundamento jurídico tercero, que ahora anulamos".

Ahora, en la pieza separada sobre el ERE de la bodega jerezana, Fernández García queda fuera de responsabilidad por no ser él beneficiario de esos montos irregulares. El abogado defensor de Fernández indica que "supone una cierta reparación moral del daño inconmensurable que se le hizo cuando en 2012 se propaló urbi et orbe la falacia de que él se había beneficiado personalmente de la prejubilación financiada por la Junta a los trabajadores despedidos de la empresa González Byass, en la cual había trabajado de joven.Aquella falsedad se difundió a los cuatro vientos y lamentablemente quedó ya como una verdad asentada en el convencimiento público". El letrado recuerda que este auto es firme y no cabe recurso.

Por haber trabajado en González Byass de joven, y por pertenecer a la franja de edad correspondiente a la prejubilación forzosa, Antonio Fernández fue incluido de forma prácticamente automática, pero del casi centenar de afectados por la extinción del empleo, el consejero andaluz fue el único que no suscribió la póliza, rechazando activamente cualquier beneficio.

Hay que recordar, no obstante, que Fernández García sí fue condenado en la macrocausa principal por los ERE irregulares a siete años de prisión, junto a otros altos cargos de la Junta, como Francisco Javier Guerrero, apuntado como ideólogo de la trama, o responsables de primer nivel como los ex presidentes Manuel Chaves, que se enfrenta a la inhabilitación, o José Antonio Griñán, que sí fue condenado a prisión.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído