Álvaro Robles, en una imagen del torneo de Budapest. FOTO: Prensa RFETM
Álvaro Robles, en una imagen del torneo de Budapest. FOTO: Prensa RFETM

La semana pasada, el deportista Álvaro Robles pasó a la historia por ser el primer español en adjudicarse una medalla en unos campeonatos mundiales de tenis de mesa, al clasificarse para jugar la final de dobles formando pareja con el rumano Ovidiu Ionescu, en Budapest.

El esfuerzo desempeñado (vivió en Alemania durante ocho años para mejorar su juego, dedicando una notable inversión a formarse) ha dado sus frutos.

El gran torneo firmado por la pareja europea otorgó a España su primera medalla, tras subirse al segundo cajón del podio. Los chinos Ma Long y Wang Chuqin fueron los encargados de hacer despertar a la dupla hispano-rumana formada por Robles y Ionescu en la gran final, ganando por un 4-1 (11-3, 8-11, 11-7, 11-3 y 11-5) tras 37 minutos de partido.

Álvaro Robles y el rumano Ovidiu Ionescu este sábado en la gran final por parejas. FOTO: Prensa RFETM

"Estoy viviendo un sueño", indicaba Robles al rubricar su grandísimo torneo. La Delegación de Huelva de Tenis de Mesa ha querido felicitarlo públicamente: "No pudo ser, pero esta plata sabe a oro", aseguraban en su cuenta de Facebook. Aficionados a este deporte, aún minoritario en España, no salían de su asombro al contemplar la gesta del jugador de Huelva.

A pesar de no haber podido imponerse a la pareja china, Álvaro Robles ha firmado una página de oro en el deporte español, al conseguir la mejor clasificación de un jugador de tenis de mesa en la historia de nuestro país.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído