El tiburón de 18 metros de longitud que daba a luz a crías de tamaño humano y que nadaba por la Península

El megalodón tenía una zona de cría que ya ha sido descubierta en la zona de Tarragona. Es el antepasado de los actuales escualos

Escena promocional de la película 'The meg', sobre el Megalodón. FOTO: Warner
Escena promocional de la película 'The meg', sobre el Megalodón. FOTO: Warner

El Megalodón, el ancestro gigante de los tiburones, daba a luz bebés más grandes que la mayoría de los humanos adultos, que probablemente crecían al comer huevos sin eclosionar en el útero. Una nueva investigación que arroja luz sobre la biología reproductiva, el crecimiento y la esperanza de vida de Megalodón (formalmente llamado Otodus megalodon) aparece en la revista internacional 'Historical Biology'.

Aunque Otodus megalodon suele retratarse como un tiburón monstruoso de gran tamaño en novelas y películas como la película de ciencia ficción de 2018 The Meg, los datos científicos respaldan una estimación más modesta pero aún impresionante de unos 15 metros para los individuos más grandes actualmente conocidos. El estudio indica que, desde el momento del nacimiento, Megalodon ya era un pez grande, señaló Kenshu Shimada, paleobiólogo de la Universidad DePaul en Chicago y autor principal del estudio.

"Como uno de los carnívoros más grandes que jamás haya existido en la Tierra, descifrar tales parámetros de crecimiento de O. megalodon es fundamental para comprender el papel que juegan los grandes carnívoros en el contexto de la evolución de los ecosistemas marinos", dijo Shimada.

Otodus megalodon -que pobló los mares entre hace 15 y 3,6 millones de años- tiene un rico registro fósil, pero su biología sigue siendo poco conocida como la mayoría de los otros tiburones extintos porque el pez cartilaginoso se conoce principalmente solo por sus dientes. Sin embargo, se conocen algunos restos de vértebras gigantes, dijo Shimada.

Los investigadores utilizaron una técnica de tomografía computarizada para examinar 'bandas de crecimiento' incrementales supuestamente registradas anualmente (análogas a los anillos de los árboles) en un espécimen vertebral de Megalodon alojado en el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales de Bruselas. Con unas medidas de hasta 15 centímetros (6 pulgadas) de diámetro, se estimó anteriormente que las vértebras procedían de un individuo de unos 9 metros (30 pies) de longitud según las comparaciones con las vértebras de los grandes tiburones blancos modernos, según los investigadores.

Recreación de la mandíbula del tiburón Megalodón. FOTO: Wikimedia
Recreación de la mandíbula del tiburón Megalodón. FOTO: Wikimedia

Las imágenes de TC revelan que las vértebras tienen 46 bandas de crecimiento, lo que significa que el fósil de Megalodon de 9 metros murió a los 46 años. Al calcular la longitud de su cuerpo cuando se formó cada banda, la investigación sugiere que el tamaño del tiburón al nacer era de aproximadamente 6.6 pies (2 metros) de longitud, un resultado que sugiere que Megalodon dio a luz a posiblemente los bebés más grandes del mundo de los tiburones. Estos datos también sugieren que, como todos los tiburones lamniformes actuales, el Megalodon embrionario creció dentro de su madre al alimentarse de huevos sin eclosionar en el útero, una práctica conocida como oofagia, una forma de canibalismo intrauterino.

"Los resultados de este trabajo arrojan nueva luz sobre la historia de vida de Megalodon, no solo cómo creció Megalodon, sino también cómo se desarrollaron sus embriones, cómo dio a luz y cuánto tiempo pudo haber vivido", dijo el coautor Becker. Aunque probablemente sea energéticamente costoso para la madre criar embriones tan grandes, los recién nacidos tienen una ventaja porque su gran tamaño reduce las posibilidades de ser devorados por otros depredadores, dijo Shimada.

El megalodón nadaba por las aguas que rodean la Península

Un equipo de paleontólogos del Instituto Cavanilles de la Universitat de València (UV) ha concluido que Tarragona fue una zona de cría y crecimiento para individuos juveniles del tiburón gigante prehistórico megalodon durante el Mioceno. Los nuevos datos indican que este icónico megadepredador adquirió complejas estrategias reproductivas que, en parte, podrían explicar su éxito evolutivo, pero al mismo tiempo, la dependencia de estas zonas podría haber sido una de las principales causas de su extinción por la pérdida de estos ambientes debidos a cambios climáticos durante el Plioceno, explica la institución académica valenciana en un comunicado.

Las conclusiones de la investigación, que se ha publicado en la revista Biology Letters, se han extraído a partir del estudio de una colección de dientes de megalodon depositada en el Museu del Cau del Tauró, en L'Arboç (Tarragona). El artículo concluye que el área de donde se extrajeron los dientes de megalodon que se encuentran depositadas en el museo, habría sido una bahía de aguas cálidas que los individuos de megalodon habrían hecho servir como zona de cría y crecimiento para sus individuos juveniles, en un ambiente protegido y rico en recursos alimentarios.

En este ambiente de poca profundidad se hallarían otros tiburones como Hemipristis serra o Carcharodon hastalis y especies que podrían haber formado parte de la dieta del megalodon, como por ejemplo mamíferos marinos. Además, esta nueva área de cría se ha comparado con otras pertenecientes a diferentes formaciones geológicas de las cuencas Pacífica, Atlántica y del Caribe, para intentar extraer otras potenciales zonas de cría en diferentes momentos de la escala temporal, así como en distintas regiones geográficas. El marco comparativo, así como los métodos, basados en trabajos previos de otros autores, aportan nueva información, ya que previamente sólo una posible zona de cría de esta especie había sido adecuadamente descrita en Panamá.

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído