El escritor y filósofo Saulo Ruiz Moreno presenta un plan de fin de semana que combina ocio, naturaleza, historia y gastronomía entre Jerez, La Janda, la Sierra y la Costa Noroeste.

¿Es posible disfrutar de un gran fin de semana sin morir en el intento con esta ola de calor? Y tanto que sí. Desde luego, el escritor y filósofo Saulo Ruiz Moreno (Jerez, 1977) no se lo piensa dos veces a la hora de trazarnos un plan más que interesante que combina ocio, cultura, gastronomía y naturaleza para toda la familia, ya que Saulo, con dos hijos de seis y tres años, piensa también en todos aquellos que son padres. Poco más de 48 horas que dan para mucho y que además nos sirven para escapar de las altas temperaturas.

VIERNES TARDE

Buscando el fresco de las callejuelas de Jerez

Con dos niños pequeños, las actividades que programo las amoldo al clima y a las temperaturas. Tras una semana de trabajo y colegio, el fin de semana es ideal para participar en su vida y en hacer cosas con ellos, en mi caso, combinando naturaleza y cultura. Si tengo que diseñar un fin de semana, para comenzarlo a mí me encanta el centro de la ciudad. Creo que, bien gestionado, el centro de Jerez, incluso en verano, está diseñado para vivir con calor y con Levante, y aquí precisamente no corre el aire. Hay bares en callejuelas y plazas que son sombrías y que se mantienen frescas, como Yerba, Plateros o Latorre, y la verdad es que sentarte en una terraza es un gustazo. Además, el centro en verano, al estar más tranquilo, te aporta una sensación muy agradable. Luego podemos aprovechar establecimientos que eran antiguas bodegas, donde no pasas demasiado calor, como por ejemplo el tabanco La Pandilla, donde se suele estar bastante bien en verano, o en sitios como Damajuana, también sombríos, cerrados, o en la calle Gibraleón en la pizzería de Enrico. También podemos aprovechar para entrar en algunas iglesias, que se mantienen oscuras y frescas, para disfrutar de su patrimonio y su paz. Mi hijo mayor se quedó alucinado, porque esa sensación de silencio, tan rara en los días de hoy, es muy recomendable, aunque desgraciadamente no abren todo lo suficiente.

SÁBADO MAÑANA

Una combinación de playa, naturaleza y arqueología

Cuando salimos fuera de Jerez nos gusta la naturaleza. Ahora con calor casi es mejor la tarde-noche, pero hay sitios cercanos a la playa donde también se puede disfrutar de la mañana. Un buen sitio es el entorno de Vejer, por Bolonia, donde además hay muchos yacimientos arqueológicos, no sólo Baelo Claudia, que es el más conocido, también desde altares celtas a tumbas de comunidades trogloditas, restos visigodos…. Me gusta esa combinación de paraje natural de los pinares con la brisa del cercano mar y los restos arqueológicos. Para comer, podemos ir a la venta El Soldao, donde se come muy bien todo lo que está relacionado con la carne de caza y la carne de campo. Recomiendo el faisán y los platos con arroz. Merece la pena visitarlo.

SÁBADO TARDE

El precioso atardecer desde el pinar de La Algaida

Una buena opción para la tarde es la Costa Noroeste, a escasa media hora de Jerez. El pinar de La Algaida, en Sanlúcar, es un lugar muy recomendable, porque por la zona de la marisma corre cierta brisa, en los pinares los niños pueden corretear y están muy a gusto. Es recomendable al atardecer, porque hay varios miradores, tanto para ver las aves como para ver el sol ponerse. Una auténtica maravilla que la gente de fuera se queda alucinada y aquí no la valoramos lo suficiente. Además hay muchas ventas para comer algo —recomiendo El Raspa— el lugar no está masificado y los paseos a esa hora son estupendos.

DOMINGO

Benaocaz y su estructura morisca

Si no queremos playa en domingo, podemos ir a la Sierra. Benaocaz es un pueblo muy agradable en verano, porque su estructura es muy morisca y además se come muy bien. Recomiendo Los Barandales, que además tiene un mirador que mira hacia Ubrique, un paisaje maravilloso. Eso sí, a Los Barandales hay que ir con muchas ganas de comer. Son famosos los huevos con chorizo y su chacina de la Sierra. Si quieres algo más exótico, hacia la fuente hay un restaurante de comida marroquí que sorprende, y además de mucha calidad y a unos precios muy asequibles. Una gastronomía muy rica y diferente. Como viajar al Magreb sin salir de España. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído