Córdoba es una de esas ciudades que merecen una visita al sur de España. La Unesco, hace ya 35 años que le otorgó el reconocimiento a su Mezquita, y diez años más tarde lo amplió a todo su centro histórico. En este artículo se van a conocer algunos de sus principales atractivos

 

Córdoba es la ciudad andaluza que mejor muestra la fusión de tres culturas: la cristiana, la musulmana y la judía, conviviendo con respeto y libertad en el mismo lugar. Sus calles estrechas, sus balcones o patios cargados de flores harán que el viajero se pierda por sus barrios en un paraíso a todo color.

 

Su pasado musulmán está muy presente en los azulejos, los arcos y la arquitectura de la ciudad. Y por si esto fuera poco, cuenta con una exquisita gastronomía que se puede disfrutar en la mayoría de sus bares de tapas o restaurantes.

 

Un tour guiado

 

Esta es una de las cosas que ningún viajero debería perderse. Córdoba es una ciudad no muy grande, pero que tiene mucho que ofrecer, características que la hacen perfecta para disfrutar de uno de estos Tours por Córboba, que permitirá descubrirla en profundidad de la mano de verdaderos expertos en arquitectura e historia del arte.

 

Aunque cualquier visitante puede pasear por sus calles y vivir el ambiente de una ciudad andaluza tan característica, si no realiza al menos uno de estas rutas guiadas, obtendrá un conocimiento muy superficial de esta capital andaluza y se perderá un gran número de detalles.

 

El Alcázar de los Cristianos

 

El Alcázar de los Reyes Cristianos es una fortaleza y un palacio de sólidos muros, en cuyo interior se contempla la evolución de la arquitectura cordobesa. En él se pueden apreciar restos romanos, visigodos y de origen árabe. A lo largo de la Historia, ha servido para numerosos fines: Sede del Santo Oficio, durante la Inquisición, o cárcel, en la primera mitad del siglo XIX.

 

A primera vista, el visitante se sorprende ante una construcción de extensos muros. Una vez en su interior, las distintas dependencias se cierran con cúpulas góticas de piedra y sus patios está repletos de árboles frondosos, bellas flores y hierbas aromáticas.

 

De entre todas las salas, destaca la capilla barroca: el Salón de los Mosaicos, donde se pueden contemplar piezas romanas. De inspiración árabe, y bajo esta estancia, se encuentran los baños divididos en tres salas abovedadas con tragaluces estrelladas.

 

De sus patios, destaca el Mudéjar más bello, con su enlosado en mármol y el murmullo del agua corriendo por los canales y albercas. Se crea en torno a él un ambiente fresco y relajado, ideal para los días en los que aprieta el calor.

 

La Mezquita

 

En mayo de 2019, la Mequita de Córdoba cumplió 35 años declarada Patrimonio de la Humanidad, y hoy día continúa siendo uno de los principales reclamos turísticos de la ciudad. Se trata del monumento símbolo de Al – Ándalus y el más importante de todo el Occidente islámico. En esta construcción se contempla la evolución del estilo omeya en España, además de tener muy presentes los estilos gótico, renacentista y barroco de la construcción cristiana.

 

Su enclave sitúa a este enorme cuadrilátero en el corazón del casco antiguo de la ciudad, frente al puente romano que cruza el río Guadalquivir. Las partes más destacables de este monumento son el antiguo alminar, el patio y la sala de oración.

 

El barrio judío

 

La Judería es el barrio cordobés donde se asentó la comunidad judía que llegó a España entre los siglos X y XV. Es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, un auténtico laberinto de calles estrellas en las que aún se puede respirar la tradición y el sabor de su historia.

 

Se encuentra situado al noroeste de la Mezquita y es una zona muy visitada por los turistas. Algunos de sus rincones más destacables son el Zoco, la Sinagoga, la Casa de Sefarad y la Plaza Tiberiades. Indispensable es también la Calleja de las Flores, considerada una de las más bonitas del mundo, con balcones y ventanas enrejadas y repletas de flores.

 

El paseo por la Judería se puede realizar junto al resto de la visita por el Centro Histórico de Córdoba, declarado en 1994 por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, diez años después de conceder este honor a la Mezquita.

 

El Puente Romano

 

Se le conoce también como el Puente Viejo y se construyó en el siglo I a.C. para cruzar el río Guadalquivir. Durante 20 siglos, fue el único puente que tuvo Córdoba hasta que, ya en el siglo XX, se construyó el Puente de San Rafael.

 

Está considerado Bien de Interés Cultural y, durante muchos años, sobre él transitaba la carretera nacional N-IV. En la actualidad, es un puente peatonal muy transitado por los turistas y que ha servido de escenario en multitud de películas y series de televisión, tan populares como Carmen, en 2002, o la exitosa serie Juego de tronos, en 2014.

Sobre el autor:

Sara Guerra

Sara Guerra

… saber más sobre el autor

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído