Un momento de la manifestación del 8M en Jerez, en la edición de 2020.
Un momento de la manifestación del 8M en Jerez, en la edición de 2020.

Ponen lazos, utilizando a la mujer, para aparentar una desigualdad que no es real. La que vale, vale, y la que solo es pantalla para equilibrar un número aparente de mujeres que figuren en las listas “políticas” hacen daño no solo a la mujer, sino al pueblo. Los/las inútiles y ávaros/as están y seguirán hasta que sigamos caminando juntos, hacia un cambio crucial. El avance seguirá a través del conocimiento y la del estudio de la hHistoria como referente, pero bajo un solo verbo y sola palabra: educar, educación en su amplio espectro.

La actitud persistente de tener engañada a la mujer puede ser un peligro para obtener un total equilibrio en todo orden de las cosas de la vida, dando por hecho que a base de días reivindicativos, se conseguirán las mismas condiciones económicas por ejemplo en clubes deportivos, en deportes que ha empezado a tener ya representación femenina. Aún persisten las diferencias impuestas por algunos empresarios, donde suelen aparecer camufladas.

Curiosamente se nos compara con la madre tierra, la fuente de vida.. .Esto es vital, pero hay que darle un contexto natural y no excluyente. Es a través de la educación y de la información tanto histórica como actual en el ámbito del comportamiento familiar, y social en los iconos sexuales, a través de las redes sociales, publicitarias, la moda sexista y el porno etc. La violencia es violencia sobre los niños y niñas, sobre los mayores, sobre las personas...También es educacional.

En el ámbito religioso, de creencias, cultural, sigue apareciendo una falta educativa, estamos en el siglo XXI y no ha se ha evolucionado al respecto. Religioso... La mujer siempre ha estado bajo el patriarcado, los servicios que ejerce la mujer por ejemplo, en la Iglesia Católica no es de igualdad con el varón, servir a los demás, es el único denominador común. Espiritualmente es lo importante para el fin del llamado, y es el camino que Cristo nos muestra. La labor que ejercen socialmente es extraordinaria, pese a que el peso enorme que sostienen estas mujeres lo deberían de hacer en gran medida las instituciones políticas. Sin embargo, no es igualatorio ni comparable a los cargos decisivos y de poder, como ostentar a llegar a ser una autoridad o un cargo: párroco, obispo, o papa.

Políticamente incorrecto es añadir cargos sin valorar la cualificación de la persona, solo pensando que es interesante para el voto un mínimo de mujeres. La figura del Papa, cabeza de la Iglesia Católica en todo el mundo, como tal existe desde hace miles de años, siendo Pedro el primero. Fue el apóstol más importante de Jesús. Pero es como tal, pero para ser Papa hay que desde el siglo XI en el que se establece la figura del papa ser varón y es un tema aún sin resolver.

La mujer ha sido y es aún hoy en día, vetada de esta función sin base alguna. No se sabe con exactitud si Juana fue la única mujer Papa que existió, pero hay muchas evidencias que indican que así lo fue. Juana, que se hacía pasar por varón en su vida diaria, cumplió con el rol de Sumo Pontífice bajo el nombre de Benedicto III. Los protestantes así lo creen, pero no practican la igualdad totalitaria tampoco, no es lo mismo ser Pastor que ser Pastora, quedando en la mayoría de los casos en segundo plano o diferenciados en funciones propias femeninas, y el pastor en las masculinas.

En muchos casos incluso teniendo la misma cualificación de estudios teológicos que les acreditan, y en ocasiones siendo ellas las que aportan más cualidades o estudios adiciónales, las predicaciones en los cultos si son matrimonio lo habitual es que las realice el Pastor, sí que a veces predica la Pastora y siempre comparten. Ciertamente, existen algunas iglesias, en las que solo es una Pastora la que es responsable de la congregación. Esto influye también en las aptitudes de los congregados de las iglesias protestantes y se va transmitiendo.

En prácticamente todas las religiones, es el patriarcado histórico y es el machismo común que podemos ver, como en la hinduista, apareciendo en relevancia el sexo femenino, solo en la mitología como diosas, y en religiones de las culturas romana y griega como divinidades. Pero entre los mortales, el sometimiento de la mujer era atroz, aun hoy en día lo es, en las culturas y religiones hinduistas, así mismo como en el Islam, en las que el premio del paraíso son las vírgenes.

Todas estas carencias educativas, son dificultades de igualdad. A lo largo de los tiempos siempre ha habido que camuflar la identidad femenina si se quería conseguir un logro equitativo en categoría y reconocimiento. Esto apareció, cómo no, en la literatura, en la pintura y en la ciencia, estando a la sombra de los grandes, no escribo ningún nombre, ya que como consta en los anales, a lo largo de la historia, la lista de mujeres a la sombra, sería innumerable.

Educar es igualmente no olvidar a las mujeres que por la emigración y otros motivos, sacaron adelante a su familia, mujeres del campo solas que han estado y siguen estando a la sombra en el cuidado y manutención de su familia, a veces, cobrando menos que el hombre. La aptitud social/política sería la correcta y eficiente, si los presupuestos que se destinan para ayudar a las mujeres víctimas de violencia de género, es decir, para la mujer que sufre o ha sufrido malos tratos, fuera enteramente destinado para su desarrollo profesional y manutención personal y o familiar, hasta que se solvente (atemporal).

No desviarlos hacia objetivos, ni campañas de intereses partidistas. La prevención a esta violencia, es crucial a través de la educación como refiero n los párrafos anteriores. Solo pretendemos ser iguales, ni más, ni menos. El celebrar el día de la mujer un solo día, nos aleja, nos discrimina.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído