Pablo Brandón, un emprendedor con capacidades diferentes, al frente de una ruta por los tabancos

Pablo Brandón Ragel organiza, con el apoyo de sus padres y de Turisteacádiz, una actividad con motivo de la 'Sherry Week': “Todos sabemos cosas diferentes y aportamos a esta sociedad”

Pablo Brandón, un emprendedor con capacidades diferentes, al frente de una ruta por los tabancos de Jerez.
Pablo Brandón, un emprendedor con capacidades diferentes, al frente de una ruta por los tabancos de Jerez. ESTEBAN

En Jerez se celebra la Sherry Week con motivo del Día Internacional del Enoturismo, razón por la que la ciudad vive unas intensas jornadas dedicadas al fomento, divulgación y disfrute de los caldos jerezanos, esos que enamoraron al mismísimo Shakespeare y quién sabe, si también a los fenicios, que ya estaban por estas tierras haciendo experimentos con el que se supone que fue el germen del vino de Jerez, el vino más antiguo del mundo, de ahí el lagar fenicio del yacimiento de Doña Blanca. 

Para conocer de una forma diferente la cultura antropológica que rodea a la denominación de nuestro marco ha surgido la ‘Ruta por los tabancos’, una iniciativa creada por ‘Brandon Tourist’, agencia encargada de la gestión de rutas turísticas y comercialización de productos gastronómicos gaditanos. Esta organización está capitaneada por Pablo Brandón Ragel, un joven emprendedor con capacidades diversas que, impulsado por sus padres, Miguel y Maribel, se ha lanzado a conseguir este sueño que mezcla patrimonio, gastronomía, vinos, cultura y, sobre todo, mucha ilusión. Pablo, además, es monitor de un grupo scout y tiene un título de monitor de tiempo libre, entre otras muchas aficiones e intereses que va compartiendo a lo largo de la conversación. 

La 'Ruta de los tabancos' organizada por 'Brandon Tourist' a su paso por la Parra Vieja, en el barrio de San Miguel.
La 'Ruta de los tabancos' organizada por 'Brandon Tourist' a su paso por la Parra Vieja, en el barrio de San Miguel.   ESTEBAN

“Hice un curso de cocina y ya se me metió en la cabeza, solo pensaba en “cocina y cocina” y quería conseguir un oficio”, cuenta Pablo tras añadir que “aparte quiero hacer un curso de entrenador de fútbol”, y es que aspiraciones tiene muchas, ya que le encanta la cultura, la gastronomía y el fútbol (en especial el Xerez Deportivo FC, equipo del que es socio).

“Todos tenemos capacidades diferentes, todos aportamos algo"

Cuando ya parece que ha terminado su lista de aficiones, añade algunas más: “Me encanta la Semana Santa y además quiero montar una food truck”. Ganas no le faltan, y a sus también emprendedores padres tampoco. “La empresa nace con el objetivo de hacer rutas temáticas, pero sobre todo somos una empresa familiar en la que queremos dar toda la visibilidad posible a Pablo, queremos darle la posibilidad de un desarrollo social, laboral y personal”. 

“Todos tenemos capacidades diferentes y todos aportamos algo”, explica Miguel. Pablo, su hijo, añade: “Ya el hecho de haber conocido a gente con discapacidad y haber hecho un curso de cocina de Universo Santi ha sido bonito. Había compañeros de distintas organizaciones y la verdad es que son muy buena gente, me he hecho amigo de ellos”.

La 'Ruta de los tabancos' a su paso por la Alameda Vieja.   ESTEBAN
La 'Ruta de los tabancos' a su paso por la Alameda Vieja.   ESTEBAN

La vocación de esta empresa es claramente social, aunque Miguel tiene sus reticencias: “Aquí todos se ponen medallas de la inclusión y las empresas se apuntan el tanto de la responsabilidad social corporativa, pero eso después poco se pragmatiza con acciones concretas. Nos queda mucho camino por recorrer”. Pablo Brandón sabe lo que significa ser un “foco de atención”: “Las cámaras venían a entrevistarnos a nosotros porque fuimos un boom increíble. En una de las entrevistas me preguntaron qué quería hacer en un futuro, y dije que montar algo con la familia”, explica Pablo. “Tengo mucha ilusión en este trabajo. Me gusta tener un oficio, contestar a los correos o al teléfono, estar pendiente de las novedades de internet. Quiero seguir evolucionando como persona”, relata Pablo ante la orgullosa mirada de sus padres, que encaran con entusiasmo esta jornada. 

Pablo Brandón junto a sus padres, Miguel y Maribel, y Miguel
Pablo Brandón junto a sus padres, Miguel y Maribel, y Miguel Ángel Rodríguez, dinamizador de la visita.   ESTEBAN

“Me gusta ver que la gente se alegre con nuestro trabajo. Yo mismo me pongo alegre porque mis padres se alegran cuando me ven así, y yo más alegre me pongo si ellos están contentos”, añade Pablo. Maribel, su madre, llega a las 4 de la tarde de su trabajo habitual pero lo hace con ganas “siempre hay que empujar un poquito, pero la motivación es tan grande que compensa”. Cuando se inicia la ruta, Pablo, seguro y decidido, se presenta como “director de la empresa”. Sí, la motivación compensa. 

Un poquito de la historia de Jerez, sus vinos y tabancos 

Este proyecto no sería posible sin la colaboración de Miguel Ángel Rodríguez, de Turisteacádiz, el encargado de dinamizar las rutas que preparan, como las del duende de los barrios flamencos o las de la vertiente cinematográfica de la ciudad. En esta ocasión, el punto de partida es la Plaza del Arenal, lugar desde el que nos adentramos en la historia. 

¿Qué es un tabanco? “Tabanco puede venir de dos posibles opciones: de la unión de las palabras estanco y taberna o de la unión de estanco y tabaco. Los estancos en el siglo XVII eran el lugar donde se vendían diversos productos cuya producción controlaba el Estado, como el aceite o los vinos. Con la llegada del tabaco, se introduce también este producto. Cádiz es el primer lugar donde se comercializa el tabaco que viene de América. Entraba por Sanlúcar y llegaba a Sevilla, donde estuvo la primera tabacalera”, explica Miguel. 

En la Catedral de Jerez se consagraba el mosto, el vino joven, y aun se mantiene la tradición.
En la Catedral se consagraba el mosto, el vino joven de Jerez, y aun se mantiene la tradición.   ESTEBAN

Cervantes nombra a los tabancos en su obra pero refiriéndose a los cajones o tenderetes que se ponían en la calle para la venta ambulante, similar a los que hoy en día se ven alrededor de 'La Plaza'. La diferencia es que en Jerez se establecen y se asientan en un mismo lugar. En estos lugares se servía vino a granel, y la palabra tabanco con este significado solo la encontramos en el contexto jerezano”. 

Además, añade Miguel, “tabanco no es lo mismo que tasca o taberna. Mientas en las tabernas se vendía vino de pirriaque (de mala calidad), en los tabancos se vendía y servía buen vino. Así, los tabancos se convirtieron en el lugar de ocio para los cosecheros de las viñas, los productores de las bodegas y los almacenistas”

La visita continúa por la Catedral de Jerez, lugar donde se celebra la pisa de la uva. La Catedral se construyó con el “impuesto de vinatería”, un impuesto a las grandes fortunas bodegueras para costear el templo catedralicio. De ahí que en cada ‘Fiesta de la Vendimia’ un lagar se instale en la puerta mirando hacia la antigua ciudad medieval: era el lugar donde se consagraba el vino. “Al vino le encanta el silencio y estar entre parques y parajes que purifiquen el aire, de ahí que las bodegas miren hacia la desembocadura del Guadalquivir, hacia el Atlántico. El viento de poniente le sienta bien”. 

En el Tabanco Casa Cristo, uno de los más peculiares de Jerez.
En el Tabanco Casa Cristo, uno de los más peculiares de Jerez.   ESTEBAN

Seguimos la ruta bordeando el almizcate de González Byass (ese corredor de aire envuelto en parras que sirve como ventilador natural) y llega a la primera parada de un histórico tabanco, el de ‘Casa Cristo’, en la Alameda Vieja. Aquí el público repone fuerzas antes de seguir por otros tabancos como Plateros, La Pandilla, San Pablo o El Pasaje

Sobre el autor:

Valeria Reyes Soto

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla y máster en Gestión Cultural por la Universidad Carlos III de Madrid, he trabajado en la gestión y comunicación de proyectos como el Festival de Cine Africano de Tarifa-Tánger, la Feria del Libro de Sevilla, el Festival de Jerez o el Festival de Cine Europeo de Sevilla; en espacios como la librería Caótica y en proyectos como Luces de barrio. Tengo especial interés por los programas que unen diferentes puntos de la cultura a través del encuentro, la investigación y la mediación, así como plena vocación por el mundo editorial, librero y literario.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

MIGUEL ANGEL RODRIGUEZ Hace 16 días
Gracias por vuestras palabras , he disfrutado mucho enseñando Jerez y sus tabancos en esta ruta etnoturística y enoturística. Gracias a Brandon Tourist por contar con los servicios de wwwturisteacadiz.com
Ahora en portada
Lo más leído