reportaje_subasta_medina_03.jpg
reportaje_subasta_medina_03.jpg

La obra del pintor maño no sube del precio de salida y se adjudica a un pujante que entró por teléfono. Medina Subastas, la casa que lo vendía, lo consiguió a través de descendientes de Sebastián Martínez y Pérez, un comerciante que convivió con Goya durante su estancia en Cádiz. 

El número esperado era el 23. Tras más de una veintena de cuadros con precios de salida de entre 50 y 3.000 euros, llegó el plato fuerte. Un boceto de Francisco de Goya que salía con un precio inicial de 60.000 euros. Agustín Medina, uno de los socios de Medina Subastas, la casa que lo ofrecía, afirmaba días atrás que “debería venderse como mínimo en 300.000 euros, pero el mercado varía mucho y no puedo dar garantías siquiera de que se vaya a vender”. Finalmente se ha vendido, pero justo por el precio marcado al inicio. Un pujante por teléfono aportó la cantidad y en la sala nadie se atrevió a subir de ahí.

“¿Alguien por 65.000? ¿Al fondo? ¿Al medio?”, espetaba Agustín Medina, que ejerció de maestro de ceremonias. En la sala del Hotel Tryp que acogió la subasta, que estaba casi llena, nadie alzó su número para mejorar la oferta inicial. “Si alguien ha venido por este lote ahora es el momento”, insistía Agustín, que no consiguió convencer a los presentes para que mejoraran la puja.

La obra vendida, ‘Boceto para varias obras’, de óleo sobre lienzo, ha llegado a la ciudad después de más de un año de intensas negociaciones con descendientes de Sebastián Martínez y Pérez, un comerciante que convivió con Goya durante su estancia en Cádiz. El boceto del pintor maño mezcla escenas de 'El 2 de mayo de 1808 en Madrid' y 'La carga de los mamelucos', una obra que lucirá en breve el pujante anónimo que lo ha adquirido.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído