Verano negro en Cádiz con 16 ahogados

14273526_1189014434488589_311668457_o
14273526_1189014434488589_311668457_o

En 2015 solo perdieron la vida en la provincia seis personas. En toda España la cifra se eleva hasta las 321 víctimas, 53 de ellas en Andalucía.

A punto de culminar la temporada de verano, las estadísticas de ahogados en la provincia de Cádiz se ha incrementado considerablemente con respecto al verano de 2015. Si entonces sólo fueron seis, desde el pasado mes de mayo, cuando ya las temperaturas comenzaban a apretar, hasta la fecha actual, han sido 16 las personas que han perdido la vida en playas, lagos, ríos o piscinas, que se amplían a 19 si se les suma las que se ahogaron entre febrero y marzo. Algunos de los casos que más conmocionaron a la opinión pública fueron la de la niña de dos años ahogada en su piscina de Vistahermosa o la del joven portero del Atlético Sanluqueño, en el lago de Bornos.

La imprudencia de los bañistas, en ocasiones, es la principal causa de estos sucesos. El pasado 11 de julio dos varones perdían la vida en Camposoto tras llegar nadando hasta la boya que delimita la zona de playa y no poder escapar de la corriente marina que les arrastraba al interior. Pero no hace falta irse tan lejos. Este pasado fin de semana una vecina de Jerez tenía que ser rescatada por Salvamento Marítimo en la playa de Las Redes debido al fuerte oleaje, mientras que en El Palmar, con bandera roja y la megafonía anunciando la prohibición del baño, decenas de personas hacían caso omiso, muchas de las cuales finalmente tuvieron que ser rescatadas por los socorristas e incluso por surfistas que no dudaban en echar una mano a los servicios de emergencias. 

Está claro que las altas temperaturas de los últimos días no ayudan a que los veraneantes se limiten a quedarse bajo la sombrilla, ni tampoco los fuertes temporales de levante que han azotado el litoral durante julio y agosto. Según expertos, el fuerte viento, al mover la arena de la playa, crea pequeños cañones submarinos que, unido al oleaje, produce corrientes que pueden coger desprevenido a los bañistas. Si a estos, además, les entra pánico, la probabilidad de perecer ahogados se incrementa considerablemente. Por eso mismo la clave es mantener la calma. Los socorristas recomiendan dejarse arrastrar por esas corrientes hasta que uno mismo se vea capaz de nadar hacia la playa en diagonal y, posteriormente, aprovechar el empuje de las olas para llegar a la orilla. En caso de cansancio lo mejor es flotar para recuperar energía y poder continuar el nado.  

321 fallecidos en España

En lo que va de año, 321 personas han fallecido ahogadas en España y el 86 por ciento de ellas lo hicieron en lugares donde no había servicio de socorrista, según apunta la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (Rfess). Este servicio es solo obligatorio en playas donde hay banderas azules, pero en la provincia de Cádiz hay muchas playas que, sin ondear dicha enseña, disponen de socorristas, caso de El Puerto de Santa María, que este año se quedaba sin banderas azules por primera vez en muchos años. A pesar de esto hay quienes consideran que los horario que tienen los servicios de playa se quedan cortos y otras voces critican la manera en que están activados los dispositivos de seguridad. Así, mientras que Ayuntamientos como el de Cádiz prohibían días atrás el baño en sus playas por el fuerte oleaje, prohibición que no todos se tomaban en serio, en Portugal o el norte de España los socorristas acotan una determinada zona de baño y vigilan que nadie se salga de ella ni se adentre en profundidad en el agua, lo que aumenta mucho más la seguridad en las playas.Según la Rfess, el perfil del ahogado en España es el de un varón de entre 65 y 74 años. Las horas más críticas y donde se concentran el mayor número de ahogamientos es entre las 16 y las 18 horas. Las playas son el lugar donde más sucesos de este tipo se producen, un 53 por ciento del total. En cuanto a comunidades autónomas, hasta el 31 de agosto Galicia, con 54 víctimas, acumulaba el 16,8 por ciento del total, seguida de cerca por Andalucía (53 – 16,5 por ciento). Canarias, con 47 ahogados y Comunidad Valenciana, con 38, son las otras que más ahogamientos acumulaban en los ocho primeros meses de 2016.

Ahogados en la provincia de Cádiz en 2016

3 septiembre, varón en Punta Paloma (Tarifa)

17 agosto, varón 68 años, playa del Muelle (Chipiona)

16 agosto, varón de 18 años en el embalse de Bornos

13 agosto, varón en la playa de Santa Clara (La Línea)

4 agosto, buceador de 53 años en Roche (Conil)

3 agosto, varón de 77 años, piscina en La Barrosa (Chiclana)

22 julio, varón de 70 años, Valdelagrana (El Puerto de Santa María)

11 julio, varones de 47 y 40 años en Camposoto (San Fernando)

10 julio, niña de 2 años en piscina en urbanización Vistahermosa (El Puerto de Santa María)

9 julio, bañista en Sancti Petri (Chiclana)

25 mayo, niño en piscina en Chiclana

21 mayo, varón de 68 años, río Guadiaro (San Roque)

8 de mayo, varón y mujer practicando kitesurf en la playa de Los Lances, Tarifa

2 de mayo, varón de 53 años, playa de Puente Mayorga (San Roque)

5 marzo, varón, Cabo de Trafalgar (Barbate)

17 febrero, mujer, Los Toruños (El Puerto de Santa María)

5 de febrero, varón de 30 años, Punta Rodeo (Tarifa)

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído