fustegueras.jpg
fustegueras.jpg

La propuesta del PSOE solo encontró apoyo de IU y ahora el pleno decidirá entre un cuarteto de aspirantes quién preside este órgano consultivo, casi desarticulado, paradójicamente, desde que arreció la crisis.

El Consejo Social de la Ciudad, que sustituye al antiguo Consejo Económico y Social (CES), no termina de echar a andar desde que se reformuló en abril de 2013. Bajo mandato de María José García-Pelayo, llegó a constituirse formalmente y, a propuesta de la propia exalcaldesa, volvió a estar presidido por el catedrático de Derecho Mercantil Rafael Padilla. No obstante, sus resultados no solo fueron discretos, sino que la única iniciativa que puso sobre la mesa, un Plan Local de Empleo, se anunció a bombo y platillo sin llegar nunca a materializarse. Con el cambio de gobierno, los representantes de este consejo consultivo dimitieron en bloque y la situación ha seguido paralizada hasta hoy. En los últimos meses, el ejecutivo socialista ha tratado de impulsar su reactivación, aunque hasta el momento sin éxito. Según ha podido saber lavozdelsur.es, la propuesta de Alcaldía para que el Consejo Social de Jerez estuviese presidido por el arquitecto y urbanista Manuel Ángel González Fustegueras no ha salido adelante, pues únicamente ha contado con el apoyo de Izquierda Unida.

Al igual que el PSOE, la coalición de izquierdas veía en la figura del exconcejal en los gobiernos de Pedro Pacheco una persona con visión y perspectiva capaz de liderar un órgano que principalmente debe ofrecer una radiografía económica y social de la ciudad, y una relación de propuestas de mejora. Desde luego, el currículo de Fustegueras (Sevilla, 1957) le otorgaba un perfil idóneo para el puesto. Tras su paso por el Ayuntamiento de Jerez como técnico, como político y como técnico otra vez (del 82 al 2000), ha abordado más de 40 planeamientos urbanísticos en más de 30 años. Su empresa, Territorio y Ciudad, celebra este año su 20 aniversario, mientras que en 2015 la fundación Arquitectura Contemporánea, que él preside, fue Premios de Arquitectura Española Internacional, en la categoría Apoyo a la Internacionalización, por su propuesta 'Madeinspain: Ciclos Internacionales de Conferencias'.

Con la negativa de PP —al que incluso, ha sabido este medio, el propio Padilla trató de convencer para que diese su voto afirmativo—, Ganemos y Ciudadanos, ahora será el pleno el que designe, por mayoría de los grupos políticos con representación en la Corporación municipal, a la persona que ocupará el cargo. En principio, se han llegado a barajar hasta 16 nombres, aunque finalmente se han reducido a cuatro que, por el momento, no han trascendido. Como aseguran las fuentes consultadas, es probable que el asunto se aborde en el próximo pleno ordinario de febrero, ya con Fustegueras descartado del cuarteto de aspirantes a presidir un órgano consultivo que elaboró su último diagnóstico, Jerez, Economía y Sociedad, hace ahora diez años.

Una década en la que los indicadores de nivel de vida en la ciudad no han hecho más que empeorar debido, principalmente, al hundimiento del sector del ladrillo y a la crisis generalizada. El último informe del viejo CES se iniciaba con esta afirmación: "Resulta un hecho indiscutible que después de trece años de publicarse de forma ininterrumpida, el documento Jerez: Economía y Sociedad, se ha consolidado como uno de los instrumentos más útiles y solventes para el análisis de la realidad socioeconómica del municipio de Jerez y su entorno". Curiosamente, en aquel momento en el que se negaba la crisis desde el Gobierno, ya este informe aseguraba: "El año 2007 ha marcado el punto de inflexión en un largo periodo de más de doce años de sólido y generalizado crecimiento económico (...) esta positiva evolución de las grandes cifras macroeconómicas sí ha contrastado fuertemente, al igual que ocurriera en 2006, con la percepción de los ciudadanos de un considerable empeoramiento de su poder adquisitivo y por lo tanto de sus expectativas". Ya saben todo lo que ha venido después. Transcurridos diez años desde entonces, en los que probablemente más útil hubiese sido, el antiguo CES sigue descabezado y a la espera de prolongar su inutilidad o, definitivamente, resurgir para aportar soluciones a una ciudad desangrada por el paro y con una profunda brecha social.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído