CRI_3961_NEW-1024x575.jpg
CRI_3961_NEW-1024x575.jpg

La tele local, que cuesta unos 9.000 euros al día, sigue sin generar ingresos por publicidad y repicados desde la absorción por el Ayuntamiento. "¿Piensan dejarla morir por inanición?", pregunta el portavoz de IU al gobierno del PSOE.

Onda Jerez Radio y Televisión se encuentra en una situación límite. Un año después del cambio de gobierno, la emisora local, ya de por sí dañada en el anterior mandato con amenazas de despidos, impagos en las nóminas de la plantilla y la liquidación de la sociedad municipal que la gestionaba, sigue viviendo en la incertidumbre. Las tensiones son constantes y la amenaza de desmantelamiento, constante, según denuncian fuentes internas. El portavoz de Izquierda Unida y ex presidente del comité de Onda Jerez, Raúl Ruiz-Berdejo, ha registrado una batería de preguntas en el pleno de junio para conocer si el actual ejecutivo socialista tiene "intención de dejar morir por inanición" a la tele pública jerezana. "Hemos sido informados de que la situación en la empresa es límite hasta el punto de que no se pueden comprar pilas o los trabajadores tienen que llevar su propio papel higiénico para ir al baño", detalla el representante político en el escrito presentado al Ayuntamiento. 

Contradictoriamente a lo anterior, lamenta Ruiz-Berdejo, la tele "sigue sin generar ningún tipo de ingreso" porque no se está comercializando la publicidad en el medio ni el servicio de repicados. De hecho, como ya adelantó lavozdelsur.es, hace ya más de medio año que el gobierno local anunció la licitación de la gestión de la publicidad para la emisora, sin que hasta la fecha se haya vuelto a saber nada de dicho concurso público. Esto ha provocado que eventos de máxima audiencia para Onda Jerez como la Semana Santa o la Feria del Caballo hayan pasado en blanco a nivel de ingresos publicitarios, una situación que agrava aún más la crisis que recorre a la cadena con sede en Caballeros desde hace ya más de un lustro. Aunque la tele local no haya sido ajena a la brutal caída de los ingresos publicitarios en los medios, no es menos cierto que la última cifra conocida, de 2014, se situaba el cash por publicidad en 296.199 euros. Entre 2013 y 2014, la cifra de negocio cayó un 47%, si bien realmente los anunciantes privados se mantuvieron. El informe de la cadena recoge que el descenso se debió principalmente a que no se facturaron servicios a empresas y organismos autónomos municipales. 

"¿Es consciente el gobierno local hasta qué punto está deteriorándose el ambiente de trabajo?" Es otra de las preguntas que lanza el dirigente de IU en su escrito al pleno. En este sentido, mantiene que "hemos tenido conocimiento de que algunos trabajadores de Onda Jerez RTV están siendo requeridos para ocupar puestos de trabajo que nada tienen que ver con el que tienen reconocido en la Relación de Puestos de Trabajo". "Esto ocurre —prosigue— después de que dos empleados hayan sido trasladados a otras delegaciones y, según hemos tenido conocimiento, varios empleados más han presentado formalmente la solicitud de traslado como consecuencia de las tensiones que se están viviendo en la empresa". "¿Piensa el gobierno municipal mirar hacia otro lado, como si no pasara nada, mientras el personal empieza a solicitar traslados?", interpela. 

Otra de las cuestiones enquistadas en el último año en Onda Jerez es el regreso de los trabajadores fijos discontinuos, cuatro empleados con los que había compromiso de absorción en la plantilla de la emisora y que, desde enero pasado, siguen en la calle. "¿Cuándo va a formalizarse su vuelta?", pregunta Ruiz-Berdejo, quien añade que este personal es "imprescindible para la realización de programas en directo con conexiones exteriores". "En sus contratos viene recogida una temporalidad de nueve meses pero están en la calle desde enero pasado", remacha. 

La empresa municipal que gestionaba la cadena pública, Jecomusa, llegó a acumular más de 15 millones de euros de deudas —las duplicó en la anterior legislatura—, que junto con los trabajadores fueron asumidas por el Ayuntamiento de Jerez. En el último año de Jecomusa —2014— se dispararon las transferencias del Consistorio para dar oxígeno a la emisora, a la que subvencionó con casi 3,5 millones de euros. Las aportaciones municipales se triplicaron desde 2011 pese a que Pelayo anunció un EREpara la mayor parte de su plantilla con el objetivo de poner fin al "pozo sin fondo" de Onda Jerez. Si en 2010, las transferencias eran de 1,26 millones de euros, en el pasado 2014 se abonaron 3,45 millones de euros (un coste de más de 9.000 euros diarios para los contribuyentes)

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído