La monja kadampa de Jerez: “El mejor psicólogo es Buda, nadie conoce la mente como él”

Guen Paglam es la maestra de meditación de todos aquellos gaditanos que quieren acercarse a una nueva tradición budista. Gracias a ella, cientos de personas confiesan haber encontrado el equilibrio mental necesario para enfrentar con sosiego su día a día

La monja kadampa de Jerez: “El mejor psicólogo es Buda, nadie conoce la mente como él”
La monja kadampa de Jerez: “El mejor psicólogo es Buda, nadie conoce la mente como él” MANU GARCÍA

Guen Paglam, además de monja budista, es una experimentada maestra de meditación. Desde el año 1983, ha estudiado y practicado sin parar las enseñanzas y técnicas provenientes de la Nueva Tradición Kadampa, un movimiento religioso budista fundado en Reino Unido, en 1991, por el maestro tibetano Geshe Kelsang Gyatso.

Paglam ha sido maestra residente adjunta en el Centro de Meditación Kadampa de España y tiene una larga trayectoria impartiendo clases, cursos, conferencias y retiros. Desde hace tres años, esta monja septuagenaria vive en Jerez, donde dirige sesiones de meditación y oración en un templo budista situado en la calle Porvenir, 3.

Hasta él, acuden cada día “multitud de personas angustiadas, con problemas de ansiedad o depresión, que buscan en la meditación una forma de restablecer su equilibrio mental, emocional y espiritual”, cuenta esta maestra budista. “La sociedad va cada día a peor. Cada vez hay más personas con problemas psicológicos y emocionales. Esto es porque la gente ha perdido la fe. Solo se fijan en lo material, y no en el cultivo del espíritu”, afirma, completamente convencida de sus palabras.

Figuras budistas en el templo de Jerez.
Figuras budistas en el templo de Jerez.   MANU GARCÍA

Paglam recibe a lavozdelsur.es entre los muros de su cuidado templo budista para tratar de explicar algunos de los problemas espirituales que enfrenta todo ser humano en su lucha perpetua por ser feliz. “Los maestros budistas trabajamos los mismos problemas que los psicólogos”, asegura. “De hecho, el mejor psicólogo que hay es Buda, porque nadie conoce la menta como él”, comenta con una inmensa sonrisa.

"Nuestro objetivo es ayudar a las personas, mediante técnicas de meditación, a lidiar con sus problemas espirituales, muchos derivados del estilo de vida occidental”

El templo, pintado de azul y blanco y repleto de figuras budistas, transmite una profunda sensación de tranquilidad. “Se nota la energía”, precisa la maestra. “Hasta aquí llega gente con todo tipo de creencias. Nosotros admitimos a todo el mundo, no hace falta que nadie se convierta al budismo. Nuestro objetivo es ayudar a las personas, mediante técnicas de meditación, a lidiar con sus problemas espirituales, muchos derivados del estilo de vida actual de Occidente”, aclara.

La monja kadampa en el templo, junto a otros maestros.
La monja kadampa en el templo, junto a otros maestros.    MANU GARCÍA

El centro donde imparte clases la monja Paglam ofrece, como la mayoría, tres niveles de aprendizaje: uno general, para aquellos que se están iniciando en el mundo de la meditación y del budismo; otro fundamental, para los que deciden profundizar en los estudios de esta religión; y otro destinado a los maestros budistas, que siempre están en constante formación. “Cuando uno decide profundizar en esta doctrina, debe comprometerse a hacerlo verdaderamente, no puede saltarse las clases o desaparecer”, anuncia, tajante, la maestra.

“En el programa fundamental estudiamos el libro El camino gozoso de buena fortuna, del venerable Gueshe Kelsang Gyatso. Se trata de un Lamrim o camino gradual hacia la iluminación del gran maestro y erudito Atisha. Es un libro complejo que hay que estudiar con detenimiento para poder comprenderlo”, explica Paglam. 

“Por eso, a la gente que se inicia, nosotros les recomendamos otros libros de meditación más sencillos. Estos son similares, incluso, a los libros de autoayuda, pero sin fomentar el ego, que es el gran peligro de muchos de los bestseller que se consumen hoy en día. Cuando alimentamos el ego, no hacemos más que ponernos trabas para alcanzar el equilibrio mental”, subraya esta monja kadampa.

TEMPLO BUDISTA JEREZ 2
El camino gozoso de la buena fortuna.   MANU GARCÍA

“La persona que practica la meditación debe entender que su interior ha de ser un refugio para sí misma"

Para ella, el budismo es, ante todo, una forma de ayudar a los demás. “La persona que practica la meditación debe entender que su interior ha de ser un refugio para sí misma. El lugar donde cobijarnos de las tormentas no está fuera, sino dentro de nosotros mismos. Lo importante es construir un buen refugio interior. Esa es la única forma que tiene el ser humano de ser feliz de verdad”, concluye Paglam.

El templo budista Lochana se encuentra abierto en Jerez a todo aquel que quiera acercarse a la meditación. Por las mañanas, se realizan oraciones con meditación inicial gratuitas. Por las tardes, se organizan clases para principiantes y también lecciones para aquellos que pasan a formar parte del programa fundamental. Además, varios días por semana, la maestra kadampa se desplaza a Cádiz y Chiclana con el fin de repartir su sabiduría por toda la provincia.

Sobre el autor:

Marta Sánchez Gento

Titulada en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en Estudios Latinoamericanos por la Universidad de Granada. Empecé escribiendo en varias revistas de flamenco y en suplementos culturales, y fui becaria en el Instituto Cervantes de Madrid y de Toulouse. Recibí una beca Iberoamérica para estudiar durante un semestre en la Universidad de Buenos Aires y allí conocí otras formas de hacer periodismo. He formado parte del equipo de Contenidos de Bodeboca y de su Magazine Vignerons, y también he puesto voz al programa 'Entre tu orilla y la mía' de Radio Corazón Tropical.

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído