Miembros del SIP y CGT se manifiestan en la Feria, y protagonizan sonoras pitadas durante el encendido del alumbrado, para mostrar una vez más su disconformidad con el Plan de Ajuste.

Más de una hora antes del comienzo oficial de la Feria, la puerta principal del Hontoria estaba llena de gente, pero de manifestantes. Miembros del SIP y CGT, con carteles en la mano y pitos en la boca, protagonizaron una sonora protesta para mostrar su descontento con el Plan de Ajuste aprobado por el gobierno local, con el apoyo de Ganemos, que prevé un recorte de cinco millones en el capítulo de Personal.

“Políticos culpables de la ruina de Jerez”, “no nos pisotees PSOE”, “los trabajadores pagamos las consecuencias”, “alcaldesa basta ya”, “no más recortes”, son algunas de las frases escritas en los folios que sostenían en las manos durante la protesta, ante la atenta mirada de agentes de la Policía Nacional, para impedir que se trasladara al interior del González Hontoria.

“¿Vamos a ver la señora alcaldesa darle al botón?”, pregunta uno, megáfono en mano. “¡Sí! ¡Queremos!”, responden todos al unísono. Y momentos antes de encenderse el alumbrado empezaron a sonar pitos. A unos 15 metros de donde se pulsó el botón que dio el pistoletazo de salida a la Feria se escuchaban gritos de “alcaldesa dimisión”.

“Los trabajadores pagamos las consecuencias; hasta aquí”, gritan los manifestantes, que se oponen al recorte en materia de Personal –se prevé una reducción del 40% de sobresueldos a la plantilla– y a la aplicación de las 37,5 horas semanales que deben trabajar los empleados del sector público por exigencia legal.

La alcaldesa, poco después de encender el alumbrado y atendiendo a los medios, invita a “pensar más en los desempleados de esta ciudad”, y echando un pulso a los sindicatos convocantes, añade: “En Jerez hay muchos jerezanos deseando trabajar al menos esas 37,5 horas”. “Ellos tienen la oportunidad de cumplir la ley”, apunta en referencia a estos sindicatos, de los que señala que “se describen por sí solos” con estas protestas.

La semana no ha podido ser más movida. Las fallidas reuniones de la mesa de negociación del Plan de Ajuste entre gobierno local y sindicatos del Ayuntamiento han tenido de todo. Desde plantones –el viernes CSIF, SIP y CGT no acudieron y otro días se levantaron de la mesa por no estar de acuerdo con grabar las sesiones– hasta agresiones y lanzamiento de petardos contra compañeros de la prensa.

“Los romanos ya están aquí”, gritan los manifestantes en alusión al disfraz que usaron los miembros del SIP en una protesta contra el gobierno local en época de Pilar Sánchez. Y esto, parece, no ha hecho más que empezar. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído