El edil de C's, investigado y agredido, ha solicitado prestar declaración ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Jerez.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº1 de Jerez ha iniciado el procedimiento judicial por un presunto caso de agresión machista contra el concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de la ciudad, Mario Rosado, quien figura en la doble causa en su condición de imputado y agredido. Los hechos se remontan a finales de agosto pasado, cuando durante unas vacaciones en Bilbao, el edil se vio envuelto en un tumulto, a raíz de que a su pareja le robaran la cartera, que acabó en una agresión que le envió al hospital y con un atestado policial en el que se le señalaba como supuesto maltratador. Aunque en principio se iban a ventilar las causas por separado, finalmente los Juzgados de Bilbao, apelando a la unida de actos, se inhibieron y derivaron la instrucción completa a Jerez, por prevalecer el domicilio de residencia de la supuesta víctima de la agresión machista. Ya en Jerez, se han unido las dos causas y se juzgarán en un mismo procedimiento, según han confirmado fuentes jurídicas a lavozdelsur.es

Esta misma semana han prestado declaración ante el juez la teórica víctima, actual compañera de Rosado, y los tres policías municipales vizcaínos que confeccionaron el atestado, lo que ha ayudado, según cuentan las mismas fuentes a este medio, a disipar muchas de las dudas y sospechas que rodeaban al caso —alimentadas por muchos medios de comunicación e incluso por el propio alcalde de Bilbao que negó "inventarse una historia" y remitía permanentemente al atestado—. A falta de la declaración del agresor de Rosado y del propio concejal de la formación naranja, que ha presentado formalmente un escrito solicitando su deseo de comparecer voluntariamente ante el juez, su pareja sí ha testificado, ratificándose a la hora de negar los hechos que se le imputan al edil jerezano y desechando la opción de formular denunciar. De esta manera, la causa contra Rosado carece de acusación formal, ya que no hay acusación particular, pública (la Fiscalía no ha comparecido al no estar personada), ni popular. Tan solo queda un atestado que, por otra parte, está "plagado de incoherencias".

De hecho, así se ha podido constatar en las declaraciones de los tres agentes de la Policía municipal de Bilbao, de los que, relatan fuentes judiciales, "uno dijo no haber visto nada; otro sí aseguró que había visto claramente todo; y un tercero dijo que sí lo había visto pero, al ser preguntado por cómo iba vestido Rosado, aseguró que vestía una camiseta del Athletic de Bilbao, algo totalmente erróneo". ¿Ha servido la grabación de las cámaras de vigilancia para esclarecer parte de los hechos? "En el vídeo grabado por las cámaras públicas de vigilancia solo se aprecia al edil buscando algo —es el momento del robo de la cartera de su pareja—; cómo ella le da un manotazo y se va; y cómo luego hay cinco o seis personas corriendo hacia ellos a gran velocidad. Nada más".

En el testimonio de la mujer, "ella no deja de reconocer que cuando se vio sin cartera entró en un estado de nervios importante, a mil kilómetros de casa, a las tres de la mañana, con fotos y cosas de gran valor sentimental en su cartera, y a raíz de ahí se puso muy nerviosa, pero la intención de Mario era calmarla y sacarla de allí como fuera". Luego se precipitó todo. El próximo 15 de diciembre está previsto que declara el presunto agresor de Rosado, mientras que el edil de C's y abogado del turno de oficio de violencia de género "no quiere quedarse sin hablar en sede judicial por si finalmente se cierra un caso en el que muchos han obviado totalmente la presunción de inocencia". En declaraciones en exclusiva para lavozdelsur.es, ya dejó claro que "la mejor almohada es una conciencia tranquila, que es lo que yo tengo".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído