IMG_8582-copia
IMG_8582-copia

Justo un año y medio después de empezar la lucha, los alcaldes de Torrecera, Guadalcacín y Estella del Marqués firmaron esta mañana su adhesión a Aguas de la Sierra, el ente público de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz, que gestionará a partir de ahora el agua y los residuos sólidos de estas tres pedanías. En cuanto Aqualia realice el traspaso de datos a las ELA para poder remunicipalizar el servicio. Ahora deben ser recibidos por el Ayuntamiento matriz para hacer la delimitación del territorio que gestionará cada Entidad Local Autónoma y también para negociar cómo se reflejará en la factura el coste de la depuración del agua, que seguirá gestionándola Aqualia. Fuentes consultadas por este medio aseguran que no debería tardar más de 10 o 15 días, siempre que haya "voluntad política".

Para empezar, la principal diferencia que se encontrarán los vecinos de estas ELA será el coste del servicio, que bajará un 20% según aseguró José Holgado, consejero delegado de Aguas de la Sierra, durante el acto celebrado esta mañana en el Ayuntamiento de Guadalcacín. "Para mí es un día festivo", dijo la alcaldesa de esta pedanía nada más comenzar su intervención. Para Nieves Mendoza, "la batalla empieza ahora", por lo que espera que el traspaso de la gestión del agua "tarde lo mismo que cuando se traspasó a Aqualia". Mendoza también dejó un recado para su homólogo de La Barca, Alejandro López, que "se lo está pensando", por lo que lo animó a dar el paso hacia la gestión pública. Precisamente mañana se celebra en la localidad barqueña un pleno monográfico en el que la oposición pretende convencer a López para que dé el paso.

"El agua y la basura no deben estar expuestas a ningún tipo de especulación. Que se pague, pero lo justo", apuntó Manuel Bertolet, alcalde de Torrecera. Con esta firma, Bertolet aseguró que recogen "la voluntad de los vecinos", que van a pagar "lo justo" por este servicio, ya que "bastante pagan en impuestos". José Holgado, consejero delegado de Aguas de la Sierra, aseguró que con el paso a manos públicas se va a mejorar el servicio. "El agua no puede ser un negocio. Es un bien público", destacó, subrayando también la "lucha encomiable de estos alcaldes, que han interpuesto los intereses de los ciudadanos al suyo" y no han cogido el dinero que les ofrecía Aqualia, con el que podrían haber adecentado sus pedanías "con fines electoralistas".

"Sois vosotros los que vais a llevar el agua", dijo Juan Nieto, presidente de la Mancomunidad de la Sierra. "Habéis sido leales a los bolsillos de los ciudadanos". Nieto habló también de estudios realizados por universidades que hablan de la mayor eficiencia de la empresa pública. "Facilita el control de las infraestructuras y no va a ser rehén de otras empresas". Aunque si había un hombre feliz en la sala ese era Paco López, miembro de la Coordinadora en Defensa de la Gestión Pública del Agua, quien apuntó que era "un momento de alegría" quedarse "con un trocito de la ciudad" para demostrar que "desde lo público se puede". "La calidad del servicio de Aguas de la Sierra es impresionante, está demostrado, por lo que este es un logro imponente", dijo. El acto terminó con una foto de familia, en la que estuvieron, además de los alcaldes pedáneos, los miembros de la Mancomunidad y de la Coordinadora del Agua, otras personalidades políticas como Manuel Cárdenas, delegado territorial de Fomento y Vivienda; el concejal de IU Joaquín del Valle; la concejal y diputada provincial Rocío Montero y Manuel Becerra, de Foro Ciudadano; Luis Babiano, gerente de la Asociación Española de Operadores Públicos de Agua (Aeopas); así como miembros de la plataforma Apemsa no se vende de El Puerto.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído