El retorno laboral de un gaditano que dejó un trabajo en Madrid para abrir su propio despacho

charles_coyle.jpg
charles_coyle.jpg

Después de estar 18 años fuera de la provincia, Charles Coyle ha pasado de trabajar en grandes bufetes a tener su propio negocio en un vivero de empresas. “Hay que creerse que en Cádiz hay oportunidades”.

Desde hace un mes la rutina de Charles Coyle –de padre irlandés y madre gaditana- ha cambiado completamente. De una gran ciudad a su la suya de origen. De grandes bufetes de abogados a un despacho del vivero de empresas del CEII. De vivir y trabajar en Madrid a hacerlo en Cádiz.

Solo hace un mes que este gaditano abrió las puertas –físicas y virtuales- de su despacho de abogados. Una decisión que valoró muchísimo y que “me sigue dando miedo” pero que cada día le convence más. 18 años hace ya que salió de Cádiz rumbo a Madrid para estudiar Derecho y Económicas y desde entonces sus pasos profesionales han tenido como escenario la capital de España. En conocidos bufetes españoles y en internacionales, con sede en Londres. Pero, después de diez años de profesión y empujado por razones personales, Charles se decidió volver a la provincia. “Siempre había pensado en ejercer una abogacía más personal, a mi forma pero tenía miedo: por la costumbre de estar asalariado en una gran empresa y porque empezaba mi negocio en una tierra marcada por el paro”.

Es más, “nunca intenté trabajar en Cádiz. Tenía completamente asumido que nuestra provincia tenía una tasa de paro insoportable y que no podría trabajar aquí”. Pero vio oportunidades. “Qué duda cabe que existe un alto desempleo pero la realidad de nuestra provincia es muy compleja” y lo primero, “es dejar de creernos que Cádiz no tiene nada que hacer”. En el caso de la capital, otras ciudades le sirven de ejemplo: “Es cierto que Cádiz fue una ciudad industrial en los años 80 pero eso ya no va a volver más. Hay que salir adelante y ciudades como Cartagena, Málaga o Bilbao lo ha hecho, ¿por qué Cádiz, no?”. Con una expresión totalmente gaditana, Charles, suelta eso de me da coraje. “Me da coraje que la falta de oportunidades se haya convertido en un dogma de fe en Cádiz hasta el punto de que nosotros mismos nos lo hemos creído. Empezando por mí mismo”.

Hasta que se dio cuenta de que era posible. “Cuando me decidí a dar el paso, me fui asesorando, leyendo todo lo que caía en mis manos sobre emprendimiento. No hay nada más clásico que un despacho de abogados pero tenía que emprender un negocio”. Las nuevas tecnologías han sido, en su caso, como en el de muchos emprendedores, fundamentales para que su negocio traspase fronteras y “puedo seguir tratando asuntos que tenía en Madrid desde Cádiz, además de los que tengo aquí. Ayer mismo estuve hasta altas horas de la madrugada trabajando con un compañero de Madrid por Skype como si estuviéramos en la oficina”.

Charles se suma así a la realidad de los autónomos de la provincia de Cádiz, cuya estadística hasta abril se había incrementado en casi 1.700 personas más, según datos de la Federación de Autónomos (ATA). Los últimos datos nacionales, sin embargo, han supuesto la bajada en la creación de trabajo autónomo aunque se mantiene el ritmo de crecimiento. Como en la creación de puestos de trabajo por cuenta ajena.

Los últimos datos del desempleo, sitúan a la provincia de Cádiz en niveles de 2008, con 144.520 gaditanos y  casi 10.000 altas en la Seguridad Social. Por primera vez, Cádiz lidera un ranking positivo a nivel de empleo, siendo la primera provincia española en descenso absoluto del número de parados. Los datos publicados ayer por el Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE) dejan un saldo de 3.375 parados menos, que se reducen, sobre todo, en el sector servicios (-3.599) y en otros tres sectores más: sin empleo anterior (-221); industria (-152) y la construcción (-55). Como era de esperar por la época de las campañas, el paro subió en la agricultura que suma 652 desempleados más.

Es Cádiz capital la que lidera también el descenso del paro (-484), seguidas de Chiclana (-435), Algeciras (-375), El Puerto (-355), San Fernando (-280) y Barbate (-279). Los grandes perdedores han sido los municipios de la Sierra y Jerez, en donde el desempleo se ha reducido en 57 personas.

Las afiliaciones a la Seguridad Social, el otro parámetro que hay que tener en cuenta, creció en 9.936 afiliados con respecto al pasado mes de junio, lo que supone un total de 374.976 gaditanos inscritos, 59.330 en el régimen de autónomos, 155 más que el mes pasado.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído