El PSOE quiere rediseñar y flexibilizar un PGOU que nació muerto

alcaldesa_pres_reestudio_pgou_foto_manu_lopez_iglesias_03
alcaldesa_pres_reestudio_pgou_foto_manu_lopez_iglesias_03

El planeamiento entró en vigor en abril de 2009, medio año después de estallar la burbuja inmobiliaria y su desarrollo ha sido "escaso o nulo". En 2015 solo se pidieron licencia para 15 nuevas viviendas, 4.133 menos que en 2004.

El último, y aún vigente, Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Jerez nació muerto. Tras la profunda revisión que tuvo que sufrir por el tijeretazo que impuso la Junta de Andalucía ante las desaforadas previsiones iniciales, el planeamiento no entró en vigor de forma definitiva hasta abril de 2009, medio año después del inicio oficial de la crisis y de la brusca explosión de la burbuja inmobiliaria. Concebido desde sus orígenes con un voraz espíritu especulativo —lo que provocó agrias disputas entre los entonces socios de gobierno Pedro Pacheco y Pilar Sánchez—, la recesión y el fin de la edad dorada del pelotazo dejó el documento en papel mojado desde el minuto uno de su aprobación definitiva. "La ciudad ha tenido una escasa o nula evolución en todos estos años", ha sostenido en rueda de prensa la alcaldesa, Mamen Sánchez. De hecho, ha expuesto, "contamos con un PGOU que tiene una previsión de 25.795 viviendas, pero en 2015 únicamente se concedieron licencias para 12 viviendas —541 en 2012—". Un dato que contrasta con el optimista escenario de 2003-2004 —fechas en las que se empezó a pintar el documento—, cuando la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo registró 2.570 y 4.148 licencias para nuevas viviendas.

Siete años después de contar sobre el papel con el que iba a ser el diseño urbanístico de un nuevo Jerez del futuro —estos documentos suelen tener una vida útil de ocho a diez años—, la realidad socioeconómica se ha terminado por imponer. El actual equipo de gobierno del PSOE ha abierto un melón que el anterior ejecutivo popular no quiso ni oler, a sabiendas del cúmulo de intereses que encierran los nuevos sectores y de las dificultades para conciliar en relación con numerosos terrenos que se compraron a precio de oro y que hoy apenas valen nada. En una comparecencia ante los medios, Sánchez, junto a su responsable de Urbanismo, Francisco Camas, y el director técnico del PGOU, Benito García Morán, han avanzado algunas líneas de trabajo para adaptar el planeamiento al contexto actual del municipio. “Las previsiones de desarrollo y crecimiento urbano previstas en el PGOU se han incumplido totalmente", ha afirmado la regidora socialista, quien entiende que ahora toca iniciar "una reflexión sobre las razones de esta parálisis", por lo que "ya estamos trabajando en algunas medidas viables para adecuarlo a las circunstancias del momento”. Esas medidas, como podrá leerse más abajo, pasan inexcusablemente por repintar y flexibilizar el documento.

Como ha explicado, las soluciones que se plantean desde la administración local para impulsar el desarrollo urbanístico contemplan una serie de cambios en el planeamiento municipal, que se sintetizan en las cuatro medidas siguientes: - Destinará una campaña informativa a los propietarios de suelo urbanizable sectorizado —el suelo que se puede urbanizar de manera inmediata y que no se ha desarrollado— para recordarles que, o bien están fuera de plazo para lleva a cabo la actuación prevista; o bien, este plazo expira en breve (en el periodo de un año, concretamente). Con esta medida, según ha señalado Sánchez, “informamos a estos propietarios de nuestros planes y les solicitamos que procedan a comunicarnos sus intenciones en relación a esos suelos, porque en el caso de que no vayan a urbanizar, nosotros procederemos a desprogramar esos suelos en el PGOU, para que sólo se queden en programación los que sí tienen posibilidades reales de desarrollarse”. 

¿Qué se consigue con esta medida? Como ha apuntado García Morán, “si hay menos suelos para desarrollar se pueden ajustar los costes que deben de aportar los propietarios por ley (es decir, les costará menos), incentivando el desarrollo de esos suelos y haciéndolo más viable y realista”. 

- La segunda propuesta consiste en cambiar el sistema de actuación de expropiación a compensación (desarrollo mediante la iniciativa privada) de aquellos suelos que tengan este sistema de actuación, dado que el Ayuntamiento no tiene ahora mismo posibilidades, en su actual situación económica, de expropiar suelo y desarrollarlo. Con esta medida, según ha indicado la alcaldesa, “conseguimos abrir la posibilidad de que sea la iniciativa privada la que desarrolle esos suelos, y de esta forma se genere actividad económica en la ciudad". 

- Como tercera propuesta se prevé llevar a cabo un estudio pormenorizado de los suelos no urbanizables de especial protección paisajística y forestal para revisar esa catalogación y adaptarlos a la realidad. "Por poner un ejemplo, aquellos suelos que no tengan árboles no serán catalogados como forestales", ha explicado el director del PGOU de Jerez. De esta manera, se podría posibilitar que haya más suelo donde se puedan implantar actividades complementarias a la agricultura, tales como hoteles rurales o centros hípicos. Este punto, a priori, es de los más controvertidos porque se están abriendo la mano a desarrollos en el Jerez rural muy cuestionados incluso en pleno boom inmobiliario, y tampoco se aclara, por ejemplo, si hay intención de que la ciudad mire de una vez por todas a su gran caudal, el Guadalete, y a un espacio libre público de la relevancia como el Rancho de la Bola.

- En cuarto lugar, se iniciarán los trabajos para corregir algunos artículos de las ordenanzas y normas urbanísticas que actualmente están impidiendo la implantación de empresas y actividades. “Por ejemplo, la distancia mínima a la que se sitúan actividades ganaderas con respecto a los núcleos urbanos, Jerez la tiene más alta que lo que la legislación estatal y autonómica exige. En este caso concreto, conseguiríamos que haya más suelo disponible para implantar estas actividades”, ha señalado el también director de Urbanismo.

En última instancia, como ha resaltado Mamen Sánchez, "nuestro objetivo es dinamizar la economía de la ciudad facilitando el desarrollo de suelos y la implantación de actividades económicas". El debate acaba de empezar. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído