manuel_jimenez_barrios-irene_garcia.jpg
manuel_jimenez_barrios-irene_garcia.jpg

Las direcciones regional, provincial y local socialista se lanzan en tromba a exigir la dimisión de Pelayo como senadora y concejal del PP en el Ayuntamiento.

En tromba y en cascada. Desde la cúpula regional hasta la dirección local. El PSOE se ha lanzado a la yugular del PP a propósito de la pieza jerezana de la Gürtel. La decisión del Tribunal Supremo de abrir causa contra María José García-Pelayo por presuntos delitos de prevaricación continuada y falsedad documental en cuatro contratos que efectuó y pagó a empresas de la trama de Francisco Correa ha desatado un aluvión de peticiones de dimisión y reproches de los socialistas. El hecho de que el PP haya decidido mantener como aforada a Pelayo, nombrándola miembro de la sesión permanente del Senado al disolverse las Cortes por la convocatoria de elecciones generales, aún ha avivado más el fuego de las críticas. 

El consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, ha lamentado la "poca vergüenza" del PP, que "no duda en hacer lo que critica del adversario". "Que la senadora implicada en la Gürtel en Andalucía entre en la diputación permanente es tener poca vergüenza, y no dudar en hacer lo que critica", ha incidido Jiménez Barrios, para quien el PP "acaba de cometer un nuevo atentado contra la credibilidad de la política". 

En el caso de la jefa de los socialistas en Cádiz, Irene García, ha lamentado el "doble rasero de medir" de los populares con respecto a las imputaciones de cargos públicos en causas judiciales" y ha añadido que "debería hacer que la exalcaldesa de Jerez y senadora, María José García Pelayo, dimitiese inmediatamente y no blindarla como ha hecho". La secretaria general del PSOE en Jerez, Miriam Alconchel, ha asegurado que el Tribunal Supremo "ha marcado ya el futuro político de Pelayo", reclamándole nuevamente la dimisión de todos sus cargos. 

En un comunicado, Irene García, también presidenta de Diputación, ha pedido al PP "que cumpla con su propia palabra y no dé lecciones de moralidad, ni de cómo se tiene que actuar en las administraciones públicas". En este sentido, ha añadido que "el PP suele utilizar muy bien la ley del embudo, cosa que Moreno Bonilla tiene muy bien aprendida, y si no quiere que siga siendo así, que utilice todo lo que ha exigido a otras formaciones, especialmente al PSOE, y con ello le den decencia a la política y no sigan negando una imputación que está claramente evidenciada".

Alconchel: "El futuro de Pelayo lo decidirá el Supremo"

Por su parte, Miriam Alconchel ha sido contundente al afirmar que “el tiempo y el futuro político de García-Pelayo lo decidirá ahora el Tribunal Supremo no los altos cargos del PP” y ha pedido a este partido en Jerez “que deje de marear la perdiz con tecnicismos como la palabra imputada, cuando el auto lo recoge expresamente en sus páginas”. “Nos escandaliza- ha añadido- la exposición razonada al auto y los indicios de groseras irregularidades cometidas”, así como la relación de los hechos durante todo el proceso de contratación de la presencia de Jerez en Fitur 2004 con empresas de la trama Gürtel.

La secretaria general de los socialistas jerezanos ha manifestado que “ya Pelayo ha demostrado que puede actuar de manera arbitraria y caprichosa con los ERE, pero le recordamos que los caprichos no se admiten en los tribunales, que son los que marcan los tiempos” en relación a la supuesta petición de declaración efectuada por la concejala popular ante el TS, la cual "no sabemos si es oficial o no”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído