“Nunca la he acosado ni controlado, y si no se sintió divorciada no lo entiendo, sería una percepción suya , porque fui claro con ella cuando tomé la decisión y ella aceptó”, señala el exmarido de Fátima, la víctima de malos tratos incluida en la lista del ERE municipal que hace unos días contó su historia en lavozdelsur.es. “Yo también fui despedido tras 22 años trabajando en mi empresa y no por eso he arremetido contra nadie, rehice mi vida y volví a comenzar de nuevo”, añade la antigua pareja, que asegura que algunas cosas que cuenta sobre su persona “no son verdad”.

El día de la supuesta agresión, cuenta el exmarido de Fátima, “el niño estaba conmigo en una fiesta de despedida de un amigo, ella me llamó para decirme que le tenía que llevar al niño a las siete de la tarde, a lo que le contesté que me lo dejara más tarde porque estaba en una fiesta , ella montó en cólera y me dijo atente a las consecuencias, le contesté que se lo llevaría a la hora que pone en el convenio, y eso hice, fui con mi pareja a llevar al niño y cuando llegué estaba fuera de sí, empezó a empujarme e insultarme y me dijo que me fuera de su casa”. La expareja apunta que la casa también era suya, “puesto que la pagaba igual que ella”, que durante la discusión “comenzó a gritar y a pellizcarme”.

“Lo único que hice fue quitarme sus brazos de encima mía y decirle: si estás amargada no me vas a amargar a mí, y me fui, bajé llorando porque no podía creer lo que me acababa de suceder, no la conocía”, relata la antigua pareja sentimental de Fátima, que zanja: “No la agredí físicamente ni ese día ni nunca”. Ese día, apunta el exmarido, “marcó un antes y un después en la vida de mi hijo, la de mi familia y la mía, puesto que se ha convertido en un calvario  lleno de injurias, mentiras, agresiones verbales contra mi mujer, denuncias falsas, prohibiciones al niño para estar con nosotros y un largo etcétera”.

“Es verdad que el niño se lleva bien conmigo, pero no porque ella se lo haya enseñado, sino porque sabe que lo queremos y es muy feliz con nosotros, incluso más de una vez le ha tenido que parar los pies a su madre por sus palabras hacia su padre y recriminarle su comportamiento”, explica el exmarido de Fátima, que asegura que ella “falta a la verdad de forma ruin”. “Nos divorciamos de mutuo acuerdo y aparte del convenio regulador, llegamos a acuerdos verbales, uno de ellos, la venta del piso que teníamos en común, algo que nunca pasó, puesto que se lo cedí para evitar tener cosas en común con ella que no fuese mi hijo y por los problemas que ponía continuamente para vender el piso”, explica el exmarido, que señala: “Si tiene una propiedad suya , es ella la que tiene que correr con los gastos derivados de la propiedad, yo no la arruiné”.

“En 2008 conozco a la que hoy es mi mujer y madre de dos hijos y ahí comenzaron los problemas, sí que le reclamaba más tiempo con mi hijo, porque a partir de conocer a ésta persona siempre ponía problemas para las visitas y pernoctas del niño conmigo. En 2010 mi pareja se queda embarazada y al enterarse ella de esto, la relación era casi insostenible, todo era un problema”, relata el exmarido de Fátima.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído