apoyo_ana_fernandez01
apoyo_ana_fernandez01

Una concentración en apoyo a la edil de IU, Ana Fernández, contra la que se ha querellado la familia de Pemán por llamarlo "asesino" y que incluso ha recibido amenazas por ello, reúne a políticos y miembros de organizaciones sociales de la ciudad.

“Es emocionante ver a tanta gente”. Ana Fernández, la concejal de IU denunciada por la familia de Pemán por llamarlo “asesino”, no está acostumbrada a protagonizar actos de este tipo. Dos semanas después de la retirada del busto –mes y medio después de aprobarse en pleno– y un día antes del homenaje al escritor gaditano organizado en Sala Compañía, Fernández ha estado arropada por diferentes personalidades de la política, sindicatos y movimientos sociales de la ciudad. Detrás de una pancarta con el lema “Respeto a la memoria histórica sí, homenaje a los golpitas (sic) de 1936 no”, posaron para la foto y leyeron un manifiesto.

El acto, organizado por la Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez, ha reunido a ediles y militantes de Ganemos e IU. Hasta cargos provinciales de la coalición como Manuel Cárdenas y el ex diputado andaluz Ignacio García se acercaron. Ni rastro de miembros del gobierno local ni del resto de partidos políticos con presencia en la corporación municipal. El “violento gesto político” que supuso la colocación del busto, según la plataforma, ha vuelto a “abrir heridas”. Fue el PP quien, en pleno Día de la Constitución, organizó el homenaje con la familia del escritor en el coliseo jerezano y esa misma jornada inauguró la rotonda al fundador del Opus Dei en Pozoalbero, una noticia que adelantó lavozdelsur.es el 1 de diciembre, varios días antes de celebrarse.

Poco después nació la Plataforma por la Memoria Democrática que, entre sus múltiples objetivos, se propuso que se retirara el busto. Algo que se consiguió con la llegada al gobierno del PSOE, apoyado por Ganemos e IU, formaciones que aprobaron que se quitara, algo que se produjo mes y medio más tarde, querella mediante. Luego, hasta amenazaron a la concejal por correo electrónico, por lo que estuvo unos días con escolta. Los manifestantes, que acusan a “la imputada Pelayo” y al PP de usar este asunto para conseguir “intereses electorales”, asegura que velará por “el cumplimiento de la legalidad”.

Una viñeta del dibujante venezolano Eneko preside la pancarta que portan los concentrados frente al Ayuntamiento. Ana Fernández, comparando su etapa de adolescente con la actual, asegura que entonces le daba igual lo que pensaran sus compañeros de ella por usar mallas de rallas o una media de cada color. “Da la sensación de que vuelvo a estar en el patio del colegio”, apunta. Todo por “defender aquello en lo que creo: la memoria histórica y la lucha por la democracia”.

La “misoginia”, el “machismo” y la postura “ultracatolicista” de Pemán, según la plataforma, hace que el homenaje previsto para este miércoles esté fuera de lugar, a su entender. “Jerez será la tumba del fascismo”, grita una mujer casi en solitario al término de la concentración, en la que se recordó que el acto de conciliación de Ana Fernández con la familia de Pemán será el próximo 15 de octubre. “De lo que me acusa el abogado es de haber dañado el honor de los hijos, porque ahora están tratados como hijos de asesino. A los hijos ni los conozco ni sé quienes son. Si me tengo que retractar de eso, de haber dañado su nombre, les diré que contra ellos no tengo nada”, decía Fernández en una entrevista concedida a este medio hace un par de semanas. Habrá que esperar unos días para ver si se retracta o no.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído