José Antonio Díaz, delegado de Medio Ambiente, afirma que optará por redistribuir de forma más eficiente los recursos de limpieza, descartando ampliar la flota de empleados. "Jerez es una de las grandes ciudades más sucias de España, así que está claro que hace falta más personal y más recursos”, dicen desde el comité.

El delegado de Movilidad, Medio Ambiente, Infraestructura y Participación, José Antonio Díaz, ha afirmado en una entrevista concedida a Radio Jerez, que no está previsto un aumento de los trabajadores de la limpieza, servicio que presta la concesionaria de recogida de residuos y limpieza viaria, Urbaser.

El delegado reconoce que el servicio es deficitario, aunque asegura que está "en fase de estudio" que ya se ha encargado a los técnicos sobre la duración y los medios materiales que están destinados en cada uno de los barrios para intentar optimizar y "racionalizar" los servicios, e incidir en aquellos que presentan más dificultades. "Hay zonas deficitarias y otras que están bastante bien como es el centro”, afirma Díaz. Además, insiste en que una alternativa sería "reforzar un sitio y en otras zonas usar máquinas; no es lo mismo una zona de unifamiliares donde puede trabajar una sopladora que la zona de Las Torres. Indudablemente, más personal implicaría un mejor servicio”. En definitiva, el objetivo fijado por el nuevo ejecutivo socialista es lograr una ciudad limpia rentabilizando los recursos, aunque no ha querido precipitarse, ya que la estrategia a seguir se incluirá dentro del Plan de Ajuste.

Ante estas declaraciones, Juan Carlos Conesa, representante del el comité de empresa de Urbaser, que cuenta en la actualidad con unos 380 trabajadores, ha vuelto a destacar que llevan siete años denunciando la falta de personal y maquinaria. “Los medios lo publicaban hace unos meses, que esta ciudad es una de las grandes ciudades más sucias de España, así que está claro que hace falta más personal y más recursos”, explica, haciendo alusión a un estudio realizado por la Organización de Consumidores Unidos (OCU).

El pasado mes de mayo, los empleados de la concesionaria aseguraban que eran casi "obligados" a aceptar acuerdos salariales con el Ayuntamiento por miedo a perder sus empleos, y apuntaban que a lo largo de todo el proceso han perdido un 20% de masa salarial. En cuanto a la negociación del nuevo convenio a finales de este año sólo espera que "se cumpla el acuerdo de 2012”. Al respecto, el delegado señala que en anteriores legislaturas ha habido injerencias por parte de los gobiernos locales y que ellos se mantendrán al margen.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído