Urbanismo ha informado de que los trabajos se han iniciado en la zona del sotanillo del bloque 26 y continuarán hacia el resto de plantas y en el interior de las viviendas.

El teniente de alcaldesa de Urbanismo, Dinamización Cultural, Patrimonio y Seguridad, Francisco Camas, ha visitado este pasado viernes el bloque desalojado de la barriada de San Telmo, donde han dado comienzo los primeros trabajos para proceder, de forma subsidiaria, al apuntalamiento de las zonas afectadas por las patologías detectadas por el Servicio de Inspección del Área de Urbanismo. Como ha explicado el teniente de alcaldesa tras su visita, “los trabajos se han iniciado en la zona del sotanillo del bloque 26 y, a partir del martes que viene, continuarán hacia el resto de plantas y en el interior de las viviendas, para lo cual, ya se está contactando con los vecinos al objeto de que faciliten el acceso a las mismas”.  Las obras están siendo ejecutadas por operarios del servicio de Infraestructuras que dirige el teniente de alcaldesa José Antonio Díaz. 

Cabe recordar que Camas se reunió la semana pasada con las familias afectadas para informarles sobre los distintos procedimientos seguidos para poder llevar a cabo estas obras, que se realizan conforme a la resolución de ejecución subsidiaria dictada por Urbanismo. Para el teniente de alcaldesa, “esta actuación tiene como objeto poder normalizar la situación para que los vecinos, que llevan semanas desalojados, puedan volver a sus casas en el menor plazo de tiempo posible”.
Las familias desalojadas del bloque 26 de la barriada de San Telmo han pasado la Navidad fuera de sus casas tras abandonarlas a mediados del pasado mes de noviembre. En su momento, el Ayuntamiento les explicó el procedimiento administrativo seguido para poder llevar a cabo las obras de forma subsidiaria, dando así continuidad al expediente disciplinario abierto el pasado mes de julio como consecuencia de una inspección técnica realizada. En ella se detectaron una serie de patologías en la base de tres pilares en la planta baja, y esto dio lugar a la emisión de una orden de ejecución que incluía como primera medida el apuntalamiento de la zona afectada.

Ante el incumplimiento de esta orden, y dada la situación de emergencia social generada tras el desalojo de estas siete familias, Urbanismo dictó una resolución de ejecución subsidiaria de las obras con cargo a los propietarios “que es una de las medidas que se pueden aplicar según la legislación en caso de incumplimiento”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído