captura_de_pantalla_2015-09-18_a_las_19.44.08
captura_de_pantalla_2015-09-18_a_las_19.44.08

A finales de año Jerez tendrá 31 kilómetros de viales ciclistas, pero a pesar de eso, ni los propios usuarios de la bicicleta están satisfechos con el resultado final que se empieza a vislumbrar. 

El delegado José Antonio Díaz señalaba durante la presentación de la Semana de la Movilidad que se desarrollará hasta el próximo 22 de septiembre, que antes de que finalicen las obras del carril bici a finales de año se evaluarán todos los trazados para “ver las deficiencias y corregirlas”. Llama la atención esta afirmación puesto que desde el colectivo Jerez en Bici intentaron hace más de un mes hacer ver al gobierno la necesidad de replantear algunos trazados y recibieron el “no” por respuesta de los técnicos municipales aduciendo falta de tiempo para acometer estos posibles cambios.

Desde luego, a la vista está que la obra del carril bici, financiado con fondos europeos, presenta serias deficiencias. Voces cercanas al gobierno reconocen que el trazado se diseñó “en un despacho” y no a pie de calle, que es como quizás se debería haber hecho para comprobar desde el terreno cómo el carril resta más espacio al peatón que al propio vehículo de motor, cuando debería ser al contrario.

A esto hay que sumarle el arboricidio masivo en muchos tramos, algunos de los cuales además se quedan sin sombra en una ciudad con más de 300 días de sol y temperaturas asfixiantes en verano, caso de la avenida de Medina Sidonia, donde no hay posibilidad siquiera de plantar nuevos árboles tras su tala.

Cruces peligrosos, recorridos absurdos, tramos con poca visibilidad donde ni peatones ni vehículos tienen posibilidad de verse hasta que prácticamente uno está encima de otro, obstáculos a pie de carril como marquesinas o farolas… La lista de despropósitos es amplia al hacerse un carril que, además, discurre por la acera.

Pero quizás, lo peor es la mala prensa que está cogiendo el carril bici entre los propios ciudadanos –las redes sociales echan humo- debido precisamente a todas estas deficiencias, cuando tendría que ser un motivo de orgullo que Jerez contara con 31 kilómetros de vías ciclistas.

Finalmente, da la sensación que ni unos ni otros, ni políticos ni ciclistas ni ciudadanos en general están satisfechos con el resultado final del trazado. Buen análisis el que, al respecto, podrían hacer también en el gobierno en esta Semana de la Movilidad.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído