Adelante Jerez pide que se cobre el IBI a la Iglesia y se aplace el cobro del alquiler de viviendas municipales

La coalición de izquierdas traslada al gobierno local una batería de medidas para ayudar a comerciantes y personas vulnerables durante el estado de alarma

Imagen aérea de la Torre de la Catedral de Jerez en Google Maps.
Imagen aérea de la Torre de la Catedral de Jerez en Google Maps.

Adelante Jerez propone al gobierno local una batería de medidas para ayudar a comerciantes y personas vulnerables. Entre las medidas se encuentran la exención de las tasas de ocupación de la vía pública y las tasas de basura durante el período que dure el cierre obligatorio, el cobro del IBI a la Iglesia y la moratoria en el alquiler de la vivienda pública de Emuvijesa.

Ante esta situación insólita de estado de alarma que vive el país a causa de la pandemia del COVID-19 y que tanta incertidumbre económica y laboral está provocando en la mayoría social de la población, Adelante propone al gobierno local del PSOE una batería de medidas para ayudar a los pequeños comerciantes, ciudadanos y otras que beneficiarían económicamente a las arcas municipales.

El objetivo de estas medidas no es otro que paliar desde lo local, y en la medida de lo posible, los efectos negativos que pueda estar causando la paralización de gran parte de la actividad en la ciudad y la obligación de todos los ciudadanos a permanecer en casa, pudiendo salir sólo en ocasiones muy claras de necesidad.

En este sentido, Adelante propone, según explica la concejala Rocío Monedero, que “las tasas de ocupación de la vía pública y las tasas de basura se dejen de cobrar durante el período que dure el cierre obligatorio de los establecimientos”. Asimismo, la coalición de izquierdas pide "bonificación o rebaja del IBI (Impuestos de Bienes Inmuebles) para que los propietarios de los locales puedan reducir el alquiler o bonificarlos, así como de la del alquiler a los establecimientos cerrados según lo establecido en el RD 463/2020”.

Pero además, Adelante propone al gobierno “obligar a la Iglesia a que se sume al esfuerzo económico y pague el IBI de las propiedades que no estén destinadas al culto.”, según Monedero. Adelante entiende que la actividad que se desarrollan en el resto de inmuebles no están directamente relacionadas con la práctica religiosa y reciben ingresos por el alquiler de dichas propiedades.

Asimismo, Adelante plantea al gobierno local la inclusión, entre las medidas económicas, del aplazamiento de los alquileres de vivienda pública de la empresa municipal de vivienda, Emuvijesa, para ayudar a aquellas familias con mayor vulnerabilidad. De esta manera, Adelante defiende que “es necesario reforzar la solidaridad y dar respuesta a todas aquellas personas que se encuentren en una situación de dificultad económica para afrontar las consecuencias del Estado de Alarma por la pandemia del coronavirus”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído