Miguel Pérez (COAG); Susana Domínguez (JereLesGay); Antonio Rivera (coordinadora de la zona sur 'Existe'); y Lola Rueda (Mujeres Imparables), serán los representantes del observatorio socioeconómico de la ciudad.

No sin discrepancias en forma y fondo, el pleno ordinario de febrero ha aprobado por unanimidad el nombramiento de los cuatro nuevos representantes del Consejo Social de Jerez, órgano consultivo en materia socioeconómica que prácticamente lleva paralizado desde hace una década, pese a que el gobierno anterior montó su renovada estructura en 2013 y mantuvo al frente del mismo al catedrático de Derecho Mercantil Rafael Padilla. Pese a que con el cambio de gobierno, en junio de 2015, el cuarteto de cargos de este órgano consultivo presentaron su dimisión en bloque, no ha sido hasta ahora cuando ha habido quórum para ratificar la renovación de los mismos.

De este modo, Miguel Pérez, secretario general del sindicato agrario COAG en Cádiz; Susana Domínguez, presidenta de la asociación JereLesGay; Lola Rueda, impulsora del proyecto Mujeres Imparables; y Antonio Rivera, miembro de la coordinadora de la zona sur 'Existe', serán los nuevos rostros del antiguo CES de Jerez. Cada grupo político ha podido proponer a cuatro candidatos y, finalmente, los más votados han sido los seleccionados y refrendados por el pleno. Ahora resta saber a corto plazo quién será del cuarteto elegido la persona que presidirá este observatorio socioeconómico. 

Desde el PP, su portavoz municipal, Antonio Saldaña, ha censurado que se le haya dado al proceso "apariencia de participación" cuando a su juicio es "lícito y razonable que PSOE y Ganemos, con el apoyo de IU, hayan pactado este acuerdo". Unos nombramientos que, en su opinión, "han vetado a los anteriores miembros que estaban dispuesto a seguir —caso de Lorenzo Amor, presidente de ATA— o a otros que incluso propuso el PSOE, como Fustegueras". "No entendemos por qué lo ocultan. No engañen a la gente, están en su derecho de hacer lo que quieran pero no vendan un proceso participativo cuando no es verdad. Ha sido un teatro", ha reprochado. Sin embargo, los populares han votado a favor "por responsabilidad".

La propia alcaldesa, Mamen Sánchez, le ha replicado que, a diferencia de anteriores mandatos, "ya no hay dedazo, se ha podido votar". En este sentido, ha continuado agradeciendo la labor de estos representantes "nombrados por la anterior alcaldesa, María José García-Pelayo, pero hablar de veto donde ha habido consenso es una gran diferencia. Antes se decidía a dedazo y aquí no se ha vetado a nadie, se han hecho votaciones y quienes han tenido más votos han entrado".

El portavoz de Ganemos, Santiago Sánchez, ha negado tal pacto con el PSOE para acordar los cargos del Consejo Social, y en cambio, ha mantenido que "por primera vez esto se ha decidido de forma clara, transparente, y todos los grupos han participado. Antes se decidía a puerta cerrada". Y ha proseguido: "Es mentira que haya habido un acuerdo con el PSOE, cuando lo hay no tenemos ningún problema en decirlo, pero no es el caso. No se ha vetado a nadie, se ha consensuado y se ha decidido que estas son las cuatro personas más adecuadas para representar al CES, por lo que me parece una falta de respeto decir que otras personas eran mejores dentro de un proceso en el que el PP ha participado. Deben dejar la mentira y la demagogia y hacernos vivir un pleno ameno y productivo".

Por último, Raúl Ruiz-Berdejo, de IU, también ha negado que haya habido componendas internas o vetos porque "hay candidatos que nosotros propusimos y no han entrado". "Creo que todos los nombres que se pusieron sobre la mesa hubiesen desempeñado un papel fantástico pero no creo que haya que enfocarlo como un veto".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído