Rico Pavés pide fraternidad en las hermandades: "Hay mucho camino por recorrer"

El obispo de la diócesis de Asidonia-Jerez, en una conferencia, acentúa la consideración que hasta tres papas han tenido hacia la religiosidad popular; pide corregir las debilidades que persisten como “las disputas de bandos, que dan pena”

El obispo durante la conferencia que ofreció en la Academia de San Dionisio.
El obispo durante la conferencia que ofreció en la Academia de San Dionisio. CANDELA NÚÑEZ
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición World Travel Market.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

Ha sido su primera conferencia como obispo de Jerez exclusivamente dedicada a las hermandades. Bajo el epígrafe La función social de las hermandades en la época pos pandemia, monseñor José Rico Pavés hilvanó su disertación mediante tres momentos en los que tres papas han dirigido su atención al mundo de la religiosidad popular y cuyas reflexiones siguen siendo el sostén sobre el que se asienta la realidad cofrade y su vigencia en la sociedad y en la Iglesia. 

El prelado, literalmente, encandiló a la audiencia que llenó el salón de sesiones de la Academia de San Dionisio por la claridad de su exposición en la que analizó la visión que la Iglesia ha tenido de las cofradías desde el Vaticano II, además de aleccionar sobre las debilidades que permanecen. No obstante, su discurso fue en todo momento un claro apoyo a este movimiento. 

Comunión entre los hermanos

“En la fraternidad en las hermandades hay mucho camino por recorrer”, señaló para lamentar que “las disputas dan pena. Se pierde el sentido donde no se cultiva la fraternidad”, invitando a que se cuide un aspecto de la vida cofrade que en excesivas ocasiones es protagonista. 

“Tiene que haber comunión entre los hermanos. Cuando se ve el censo; ojalá se viera con el objetivo de saber de los hermanos. Deben ser personas preocupadas por lo que les pasa a sus hermanos como tarea fundamental”, una explícita referencia a los procesos electorales en los que abundan los desencuentros y donde los aspirantes a mandar  manejan los censos solo para obtener votos. 

La medicina que recomienda el prelado es la formación. Que los dirigentes o aspirantes consoliden su ser cristiano y su preparación, “que no se consigue con solo tres horas a la semana de formación”, exigiendo que esta “esté muy presente y sea más intensa en la vida de las hermandades”. La prioridad, señala, es el cuidado de sus hermanos “que cuando vayan a la hermandad encuentre la comprensión de sus hermanos”. 

Rico Pavés durante su disertación.    CANDELA NUÑEZ
El obispo durante la conferencia que ofreció en la Academia de San Dionisio.   CANDELA NUÑEZ 


Rico Pavés subrayó que “durante la pandemia se ha demostrado capacidad de trabajo y generosidad de las cofradías que han mirado por el bien de las personas”. El programa de acción social de una hermandad “son las obras de misericordia, las corporales y las espirituales” abundó.

Durante la pandemia, dijo, “se han visto expresiones imaginativas y valientes que han hecho posible llevar a cabo la función de las hermandades de otra manera  haciendo buena su razón de ser”. “ Los cofrades no son cristianos de segunda”, afirmaba y considera que “las cofradías tienen capacidad de generar espacios para generar fe de generación en generación y con alegría”

Más fortalezas que debilidades

El prelado tiene claro que en la diócesis “las fortalezas son mayores que las debilidades” en el ámbito cofrade donde la “proyección evangelizadora del trabajo y de saberse protagonistas de esa acción” es un hecho sobresaliente: “Ser escuelas cristianas y buscar las heridas de nuestros contemporáneos”. 

Recordó que ahora se cumplen 20 años de la visita de san Juan Pablo II al Rocío. Un momento para la historia en la que el pontífice dedicó palabras a la religiosidad popular “que las hermandades sean verdaderas escuelas de vida cristiana. Que contribuyan a la formación de sus miembros”. 

Otro pilar de su conferencia fue el Papa Francisco que en 2016, con motivo de recibir el premio Carlo Magno, “su intervención se llenó de preguntas para conmover las conciencias. Llamar la atención sobre lo que sucede en el viejo mundo y la propuesta humanista de la Iglesia”. 

El obispo, en su análisis de lo que dijo el pontífice en ese momento apostilla que “el Papa nos señala que la misión es la de evangelizar lo que implica salir al encuentro de las heridas de nuestros contemporáneos. Que la iglesia sea un hospital de campaña en una sociedad con tantas heridas”. 

Pablo VI fue el tercer papa al que hizo mención. Argumentó Rico Pavés que tras el Concilio al mundo cofrade se le relegó, “minusvalorando el valor de la piedad popular lo que tuvo graves consecuencias dentro y fuera de la Iglesia para en cualquiera de las expresiones de religiosidad popular”.

Tras el Concilio se fueron elevando documentos ‘correctores’ que redefinieron  aspectos tales como el de la piedad popular para concluir con que “el papa nos pide -a los obispos- que estemos muy cerca de las hermandades” para que no se repita aquella situación tras el Vaticano II.

"No son cristianos de segunda"

“Deben incorporarse - las hermandades- a la misión de toda la Iglesia y saberse con orgullo miembros de ella superando lo de ser cristianos de segunda”, destacó monseñor Rico Pavés ante una audiencia en la que habían algunos mayores, pocos, cofrades y académicos.

Precisamente el presidente de la Academia, Juan Salido, cerró la sesión agradeciendo al prelado lo que todos los reunidos tenían en la mente: una conferencia brillante de un elevado nivel que pone de manifiesto que al frente de la Iglesia local hay un hombre, un obispo de gran formación, talento. coherencia y con las ideas muy claras. 

Sobre el autor:

KIKO ABUIN 1

Kiko Abuín

Periodista.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído