Un cofrade de diamante, Fernández-Gao: "A Pacheco, tras tantos favores, le dieron la espalda las cofradías"

A sus 75 años, observa con preocupación la evolución de lo cofrade; entiende que se han perdido valores tan importantes como el respeto y la espiritualidad

Fernández-Gao, en días pasados, ante el monumento a las cofradías que se inauguró siendo presidente de la Unión de Hermandades.
Fernández-Gao, en días pasados, ante el monumento a las cofradías que se inauguró siendo presidente de la Unión de Hermandades. ESTEBAN

Siempre tras la Virgen del Valle

Fernando Fernández Gao es uno de esos cofrades que no han apartado las responsabilidades cuando se han cruzado en su camino. Ha sido de todo, desde hermano mayor de su hermandad del Cristo de la Expiración (ocho años), hasta vicepresidente de la Unión de Hermandades (cuatro años) y presidente del organismo cofrade (cuatro años). Cumple sus bodas de diamante como hermano de la de San Telmo, donde fue inscrito cuando nació, es el número 16 de la nómina de hermanos; ha sido mayordomo de esta cofradía durante 11 años. Es también hermano del Santo Crucifijo de la Salud, al igual que su padre. Ya no viste la túnica de su hermandad por razones de salud y confiesa que, siguiendo la estela de la tradición familiar, el titular al que está más apegado es a la Virgen del Valle. Profesionalmente fue ejecutivo de la extinta fábrica de botellas, responsable de la oficina técnica.

Ha alcanzado el estatus de cofrade venerable y comprometido con su hermandad y con el organismo que las representa. ¿Cómo ve ahora el mundo cofrade desde el retiro?

Nuca he estado retirado, de hecho soy asesor de la hermana mayor y con el anterior también lo fui. La vinculación nunca se pierde. Yendo a la evolución de las hermandades, la vida cofrade ha cambiado mucho. Se ha perdido el respeto a las personas y observo poca profundidad en las vivencias, solo se piensa en las cofradías en la calle pero poco de vida interior. Veo falta de asistencia espiritual que es fundamental. Los sacerdotes deberían estar más implicados en la misión en la cofradía.

7Z7A4342
El expresidente apoyado en la tribuna de palcos en Cristina.    ESTEBAN

No se puede decir que usted no conoce a su hermandad del Cristo, dado el largo recorrido que tiene en ella. Tanto como la conoce, ¿se sorprende de las cosas que suceden en ella?

La hermandad ha pasado un trance bastante delicado con diferencias de criterios, enfrentamiento entre hermanos, muy doloroso para todos. La hermandad está ahora en una bonanza bastante buena, se funciona bien, la hermana mayor la lleva con dignidad y tranquilidad; los frutos iremos viéndolos poco a poco.

"Solo se piensa en las cofradías en la calle; hay poca vida interior"

No obstante, pese a su buena impresión del hoy, no se puede ocultar que en la cofradía hay grupos diferenciados y, por qué no decirlo, muy enfrentados.

Yo no diría que enfrentados… La pandemia no ha ayudado; ha dejado su huella. Ahora se está viendo un poco la revitalización pero estos dos años ha dejado una grave llaga. La asistencia de los hermanos ha sido casi nula. Es fundamental buscar la conciliación; mas bien es imperioso hacerlo. No se entiende una hermandad con peleas y riñas entre los hermanos. Entiendo que estas crisis fueron consecuencia de asuntos personales que se extendió y nadie lo paró.

Cuatro años intensos como presidente de la Unión de Hermandades. ¿Cómo ve ahora aquel tiempo?

Me rodeé de un equipo muy bueno con mi gran amigo Manolo Lozano, José Antonio González de la Peña, ambos fallecidos; también Blas Márquez, Martín Gómez, Juan Mateos… en fin todos me ayudaron mucho máxime cuando a mitad de mandato enfermé y menguaron mis facultades físicas. Ellos me ayudaron mucho.

¿El Congreso Nacional de Cofradías de 2005 fue el momento álgido de su mandato?

Fue algo irrepetible. Todo estuvo adornado con actos de gran nivel y la final la procesión como era costumbre en esos encuentros que implicó la inauguración del monumento a las cofradías de Cristina.

Al recordado Lete, su predecesor en el cargo, le tocó la Magna de 2000, usted asumió el congreso y Pedro Pérez convocó el Via Lucis. ¿Ha llegado el momento de que se plantee una celebración magna con la excusa del final -cuando llegue- de la pandemia?

Recuerdo que tras la de 2000, Lete y yo, como vicepresidente suyo, hablamos con Bellido Caro, tras la pontifical de la resurrección, sobre una magna de palios y no se cerró a la idea. Evidentemente nos sorprendió porque costó lo indecible sacar adelante la del Sábado Santo de 2000. Pero salió y queda para la historia. Ahí está esa propuesta de la de palios que es la que nos faltaría.

"Es fundamental buscar la conciliación en El Cristo; es imperioso hacerlo"

En su etapa de presidente, hasta 2006, bregó con tres alcaldes: Pacheco, Sánchez y Pelayo. ¿Pedro Pacheco fue el regidor más cofrade?

Fue un gran impulsor de la Semana Santa y de la Unión de Hermandades. Él nos dio la actual sede que la recibí en 2003. Y todo lo que concedió a muchas hermandades entre casas de hermandad y otros beneficios.

¿Fue un acierto o un error por su parte esa generosidad mostrada hacia el mundo cofrade?

A las hermandades que ayudó Pedro Pacheco les tocó la lotería. Lo que hizo fue grande, del mismo modo que actuó con las peñas flamencas. Y después, desgraciadamente, todos le dieron la espalda y es algo que me consta. Después de tantos favores a las cofradías, a la hora de apoyarlo le dieron la espalda.

"A las hermandades que ayudó Pacheco les tocó la lotería"

Vamos, que fueron puñaladas sin manos.

Él hizo muchísimos favores; con sus aciertos y sus errores, hizo mucho por mucha gente por el flamenco por las hermandades y nadie le apoyó.

Al hilo de lo anterior, aunque no es bueno generalizar, ¿el mundo cofrade es algo canalla?

Ciertamente no se aprecia lo que muchas personas hacen y han hecho en favor de las cofradías. Es verdad que se mira a otro lado. No lo digo por mí, pero por ejemplo en Sevilla, que es madre y maestra, se va un presidente y media ciudad del reconoce su labor. Aquí se va un hermano mayor que se ha llevado toda su vida luchando por esto o un presidente que lo ha dado todo y el reconocimiento es cero. Estamos acostumbrados y no pasa nada.

Pero no es bueno que caigan en el olvido tantos nombres que han hecho historia en lo cofrade.

No, no es bueno. Como tampoco lo es que gente que has estado con ellas trabajando y les ha dado responsabilidades, después te ven por la calle y ni te saludan. Es lastimoso que se olvide a tanta gente que para muchos son desconocidos y no debería ser así. Algo debe quedar en los anales escritos o como sea, sobre todo para las nuevas generaciones que no tienen ni idea.

Ahora el pleno es muy diferente al que tuvo usted. ¿Cómo evalúa el momento cofrade actual con el crecimiento de hermandades?

Evangélicamente es muy positivo que haya cofradías por todos lo puntos de la ciudad. Las cofradías atraen a la Iglesia y eso suma. Pero para una población como la de Jerez, que haya tantas hermandades es una proporción que no cuadra. ¿Esto quita hermanos a otras cofradías? Ahí veo un problema. Son demasiadas hermandades para la población de la ciudad.

7Z7A4381Fernando Fernández-Gao entre los palcos en la Carrera Oficial que amplió en su mandato.   ESTEBAN
Fernando Fernández-Gao entre los palcos en la Carrera Oficial que amplió en su mandato.  ESTEBAN

¿Y esas hermandades cómo las analiza?

Una pregunta con otra, ¿están todas preparadas para entrar en la Carrera Oficial? Algunas sí, pero otras necesitarían más tiempo; lanzar una cofradía a la calle no es cualquier cosa. Hay que tener unos mínimos que alguna no los reúne. Pero sin duda las más asentadas de las nuevas están muy hechas. Sin embargo otras que vienen deben tomarse más tiempo para que fragüen.

"Algunas cofradías están preparadas para entrar en la Carrera Oficial pero otras necesitan más tiempo"

Fernández-Gao un apellido con peso en El Cristo. ¿Es el último eslabón de esa cadena familiar comprometida con la hermandad?

La familia que viene detrás nuestra, de mi primo y yo, está muy difuminada. A mis hijos no les veo entrando en la gestión del mismo modo que los más jóvenes del resto de mi familia.

¿Sigue usted ‘mandando’ en El Cristo en la sombra?

Nunca, ni con los anteriores hermanos mayores. He dado mi opinión y la han tenido en cuenta o no.

¿Cómo va a vivir la Semana Santa del reencuentro con la calle?

Con ilusión y ganas. Desear que no haya contratiempos. Que todo salga bien.

Y estará tras al palio del Valle.

Desde que salga hasta que entre, aunque acabe reventado.

Sobre el autor:

KIKO ABUINA 1

Kiko Abuín

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído