Réquiem por las víctimas del coronavirus en Andalucía

Moreno defiende, en el funeral celebrado en la Catedral de Sevilla, que "seguimos trabajando para aislar la pandemia y parece que está dando resultados"

El presidente de la Junta saludando al arzobispo Asenjo, este pasado jueves en la Catedral de Sevilla. FOTO: JUNTA
El presidente de la Junta saludando al arzobispo Asenjo, este pasado jueves en la Catedral de Sevilla. FOTO: JUNTA

La Catedral hispalense ha acogido este pasado jueves un funeral en memoria de las víctimas mortales de la pandemia de coronavirus Covid-19, que son 287 en Sevilla; 1.422 en Andalucía y 27.133 en el ámbito de toda España, con la asistencia de más de 600 familiares de los fallecidos, la Misa de Requiem de Wolfgang Amadeus Mozart y una homilía en la que el arzobispo hispalense, Juan José Asenjo, a través de su obispo auxiliar, ha mostrado las condolencias de la iglesia a los familiares de los fallecidos, llamando a la "esperanza" que ofrece la fe ante el "valle de lágrimas" dejado por el virus y reconociendo "el esfuerzo de tantos héroes anónimos".

La ceremonia, celebrada con la emblemática composición musical de Mozart a cargo del coro de la Universidad de Sevilla y la Orquesta Sinfónica Hispalense, ha contado con la asistencia del citado número de familiares de fallecidos y la presencia de autoridades de las diferentes instituciones públicas, los estamentos militares y miembros de los ámbitos judiciales y académicos, encabezados por el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno; el alcalde de la ciudad hispalense, Juan Espadas; o la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, entre otros.

En ese contexto, Moreno ha manifestado su "consternación" por las muertes y su "apoyo y cariño" a las familias de los fallecidos, defendiendo que la Junta de Andalucía está "trabajando para aislar la pandemia" y "parece que está dando resultados". "Cuando tengamos una vacuna y un tratamiento, podremos erradicar de una vez por todas esta pesadilla", ha asegurado, indicando que el Gobierno andaluz estará "siempre al lado de las familias" de los fallecidos y afectados.

Recordando la semana de luto oficial declarada ya en Andalucía por las víctimas de la pandemia, ha señalado que además, cada una de las ocho provincias andaluzas celebrará un "acto simbólico" para reconocer a los sanitarios y demás servidores públicos que han combatido "en primera línea" la pandemia y apoyar a los familiares de los fallecidos, recordando los emblemáticos aplausos de las 20:00 horas con esculturas de mármol talladas a modo de dos manos.

"La dolorosa muerte inesperada"

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha estado acompañado en la ceremonia por el obispo auxiliar de Sevilla, Santiago Gómez Sierra; y el vicario general de la Archidiócesis hispalense, Teodoro León, junto a quienes ha llamado a "llorar la muerte de estos hermanos nuestros en este valle de lágrimas" que según ha indicado ha constituido la pandemia de coronavirus Covid-19, que suma más de 386.000 víctimas mortales en todo el mundo.

Moreno, en el comienzo del funeral.

Tras invocar Asenjo "el consuelo, la fortaleza y la esperanza para los familiares de los fallecidos", el arzobispo auxiliar ha leído la homilía que había preparado Asenjo, dirigiéndose a "familiares, esposos, esposas, hijos, padres y hermanos de todos los sevillanos fallecidos a causa de la epidemia", trasladándoles "la condolencia más sincera de la Iglesia en Sevilla, de sus obispos, sacerdotes, religiosos y laicos". "Contad con nuestra solidaridad, la comunión con vuestro dolor y, sobre todo, con nuestra oración ferviente que mitigue vuestro sufrimiento", ha enfatizado.

Y es que "si la muerte es siempre dolorosa y provoca innumerables interrogantes como máximo enigma que es de la vida humana, es mucho más dolorosa la muerte inesperada de miles de personas a causa de una epidemia", según la homilía del arzobispo de Sevilla leída por el obispo auxiliar, defendiendo que "la palabra de Dios que alimenta la fe, responde a nuestros enigmas y conforta nuestros corazones".

Así, el obispo auxiliar ha señalado el "consuelo de la seguridad" que proporciona la fe, exponiendo que las víctimas de la pandemia "no sólo perviven en nuestro recuerdo y en nuestro afecto", sino que "siguen viviendo en sus almas inmortales, que al final de los tiempos se unirán a sus cuerpos resucitados".

Así, ha pedido a Jesucristo "que siente" a los fallecidos "en el banquete de su reino y que gocen por años sin término de la alegría de su casa, en la que ya no habrá dolor, ni llanto, ni luto, sino solamente una gran luz". Además, ha pedido a la Virgen de los Reyes "el consuelo, la paz y la fortaleza para los familiares, esposas, hijos, padres y hermanos, golpeados todos por su final inesperado".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído