Los centros andaluces incorporan a 300 orientadores.
Los centros andaluces incorporan a 300 orientadores.

Fue el 3 de febrero de 2016 cuando un alumno agredió a un docente en un instituto de Jaén. El profesor del IES García Lorca, fue golpeado con una grapadora en la cabeza y con un puñetazo en la cara. El menor, que fue condenado a un año de libertad vigilada, también fue condenado a pagar una indemnización de 1.580 euros que nunca abonó.

La Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA) hizo lo propio y reclamó esta cantidad a la Junta de Andalucía, demandando por la vía Contenciosa a la Consejería de Educación, ya que consideraban que si los padres del agresor no afrontaban la indeminización lo tendría que hacer la administración autonómica, que también se negó. En el informe en el que la Junta alega no tener ninguna responsabilidad, según publica El Mundo, especifica que la agresión "constituye un riesgo inherente a su profesión" ya que "la causa del daño fue absolutamente fortuita, no interviniendo en absoluto la Administración Educativa en su producción o en la introducción de elementos que favorecieran el accidente".

APIA denuncia que sean riesgos inherentes que "se nos insulte, se nos veje, se nos acose, se nos escupa, se nos golpee o se nos empuje escaleras abajo". Los profesores de este instituto jienense han reclamado la dimisión del jefe de los servicios jurídicos de la Consejería de Educación y de la consejera en funciones.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído