La Confederación General del Trabajo ha convocado un paro de 23 horas esta víspera del Día de Todos los Santos. La convocatoria de huelga este 31 de octubre obedece para el sindicato a la "defensa de un ferrocarril público y de la implantación de la jornada de 37,5 horas semanales" y habla de "intransigencia" e "irresponsabilidad de las direcciones de Adif y Renfe al no llegar a acuerdo tras las reuniones mantrenidas entre los comités de huelga y estas compañías.

Los servicios mínimos cifran para los trenes de Cercanías, un porcentaje de entre un máximo del 75%, en horario punta, y un máximo del 50% del servicio habitual, en el resto del día. En Media Distancia circularán el 65% de los trenes y en Alta Velocidad Larga Distancia, el 78%. Para los trenes de mercancías se ha establecido un porcentaje del 26% del servicio habitual. Para los viajeros de AVE Larga Distancia y Media Distancia cuyo tren esté afectado por los servicios mínimos y por lo tanto no esté incluido en la relación que se recoge en el decreto, Renfe ha establecido medidas de posventa. A los viajeros afectados por trenes suprimidos se les ofrece, siempre que sea posible, viajar en otro tren en el horario más aproximado al adquirido. Si no desean realizar viaje, pueden anular o cambiar para otra fecha su billete sin ningún coste. Las operaciones de anulación o cambio se pueden realizar en todos los canales de venta de la operadora ferroviaria.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído