Hallados en la Alpujarra vestigios arqueológicos de la rebelión de los moriscos que lideró Aben Humeya

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han recuperado el Fuerte de Juviles, el castillo más grande de la Alpujarra y uno de los más célebres por su participación en las revueltas contra el poder de Córdoba en los siglos IX y X y la rebelión de los moriscos en el siglo XVI

Hallados en la Alpujarra vestigios arqueológicos de la rebelión de los moriscos que lideró Aben Humeya. UNIVERSIDAD DE GRANADA
Hallados en la Alpujarra vestigios arqueológicos de la rebelión de los moriscos que lideró Aben Humeya. UNIVERSIDAD DE GRANADA

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han recuperado el Fuerte de Juviles, considerado el castillo más grande de la Alpujarra y uno de los más célebres de esta comarca por su participación en las revueltas contra el poder de Córdoba en los siglos IX y X y la rebelión de los moriscos en el siglo XVI, documentando de este modo arqueológicamente por primera vez la rebelión encabezada por Aben Humeya.

El equipo del Laboratorio de Arqueología Biocultural (MemoLab) de la UGR, dirigido por el profesor José María Martín Civantos, ha llevado a cabo la primera intervención arqueológica en este yacimiento, impulsada por el Ayuntamiento de Juviles, según ha informado la institución académica en una nota sobre esta excavación dirigida por el arqueólogo Jorge Rouco Collazo.

Los trabajos se han centrado en dos puntos. En el primero de ellos, junto al camino de acceso a la fortaleza y el gran aljibe, se ha documentado parte de la mezquita de la fortaleza, de planta rectangular y con hasta tres niveles sucesivos de pavimentos visibles.

La primera mezquita documentada arqueológicamente en la Alpujarra

Se trata de la primera mezquita documentada arqueológicamente en la Alpujarra y que estaría en uso hasta época nazarí. La otra área de intervención se ha centrado en la parte alta del Fuerte. En este punto ha salido a la luz un lienzo de muralla de mampostería que conserva hasta tres metros de altura entre dos torres, una de ellas desconocida hasta este momento. Se corresponden con las defensas del recinto superior del castillo.

En estas estructuras, cuyo origen se daría en época almohade o inicios de la nazarí (siglos XII-XIII) se han identificado hasta seis fases de "reformas sucesivas", por lo que daría indicación de "una intensa actividad constructiva en este punto".

Al interior de estos lienzos se ha documentado un nivel de destrucción e incendio con abundantes restos cerámicos, metálicos y de fundición de plomo del siglo XVI que concuerda con las informaciones de las crónicas de la Guerra de la Alpujarra de 1568 que cuentan cómo Juviles fue utilizado por los moriscos como refugio durante el alzamiento.

De hecho, la última de las reformas de la muralla se correspondería con las reparaciones asociadas a esta fase de ocupación moderna. Se trata, por tanto, de la primera vez que se documenta arqueológicamente la rebelión encabezada por Aben Humeya. Con esta intervención, el Fuerte de Juviles ha visto confirmada su importancia histórica y su valor patrimonial, con "un gran potencial para aportar nuevas perspectivas sobre momentos de gran relevancia de la historia de la Alpujarra y de Granada".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído