Arranca el juicio al parricida de Arcos con peticiones de prisión permanente revisable

La Audiencia Provincial, con sede en Jerez, juzga con jurado popular hasta el 26 de octubre el crimen de un bebé de ocho meses a manos de su progenitor tras discutir con su pareja

La Audiencia Provincial de Cádiz, con sede en Jerez, ha iniciado este miércoles el juicio con jurado popular al conocido como presunto parricida de Arcos de la Frontera, acusado de asfixiar a su bebé de ocho meses tras una discusión con su pareja. La acusación pide prisión permanente revisable y su defensa la absolución por enajenación mental. Esta primera sesión se ha dedicado a la constitución del jurado popular y a la declaración del acusado. Una vez elegidos los nueve miembros de este órgano, han comenzado las testificales con la declaración del acusado. Ajeno a la expectación mediática y de negro, según recoge Canal Sur, el acusado ha dicho no recordar nada. En la sala se encontraban familiares y vecinos que se habían desplazado hasta Jerez procedentes de Arcos. La Fiscalía pide el internamiento del presunto autor de los hechos en un centro psiquiátrico, con carácter permanente y revisable, dado que aprecia un trastorno psicótico. La acusación particular solicita prisión permanente revisable y la defensa alega enajenación mental para pedir su absolución. Hay informes en los que el acusado, días antes del crimen, revelaba intervenciones divinas y la llegada del Apocalipsis. "El Ministerio Fiscal sostiene en sus conclusiones provisionales que el procesado mantenía una relación sentimental con S. desde el año 2013, fruto de la cual tuvieron un hijo. Días antes del crimen, afirma el fiscal, la pareja vivía por separado, él con su familia y ella en su domicilio habitual. El mismo día de los hechos, el 1 de junio de 2017, ambos decidieron retomar la convivencia", publica Diario de Cádiz. 

El acusado, prosigue la Fiscalía, "se encontraba en la habitación de matrimonio con S. y su hijo de ocho meses cuando “le tapó la nariz y la boca al pequeño". La madre, con un grado de discapacidad del 68%, acudió en auxilio del bebé, pero su pareja le dio “puñetazos y patadas”. El procesado fue a más y “apretó la cara del bebé contra su pecho, lo asfixió y lo dejó en el suelo”. Los hechos ocurrieron el 1 de junio 2017. El mismo día, el ahora acusado había retomado, como se ha dicho, su relación con la madre del bebé, que este miércoles estaba citada para testificar.

Una vez que la Guardia Civil se personó en el domicilio de Isidro en la mañana del crimen, el acusado dijo a los agentes que “sabía lo que había hecho” y que “lo único que quería era tirarse por la Peña” —un acantilado existente en Arcos—. El caso también ha llevado a juicio a dos funcionarios de prisiones acusados por la Fiscalía de propinar repetidas palizas al encausado en Puerto II. Por este motivo solicita, en un juicio aparte, tres años de prisión por torturas y lesiones. Como informa Canal Sur, hay vistas señaladas hasta el 26 de octubre en la sección octava de la Audiencia Provincial de Cádiz.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído