La tasa de incidencia en Andalucía supera ya los 400 casos por 100.000 habitantes y llega a 450 en las zonas rurales

Las grandes capitales sufren situaciones preocupantes, pero de media tienen menos casos proporcionalmente que las localidades de menos de 45.000 personas

Una patrulla de desinfección en Trebujena, durante el confinamiento. FOTO: Ayto. Trebujena
Una patrulla de desinfección en Trebujena, durante el confinamiento. FOTO: Ayto. Trebujena

La situación en Andalucía continúa agravándose, mientras la Junta anuncia nuevas restricciones para frenar la pandemia, como Sevilla como epicentro de la enfermedad pero con varias capitales como Córdoba, Granada y Jaén con cifras muy preocupantes, por encima de los 500 casos por 100.000 habitantes en las pasadas dos semanas. Pero no son las ciudades las que peores cifras presentan.

En este tiempo, 34.235 pacientes andaluces han dado positivo, para una población de 8,5 millones. Desde el inicio de la crisis, han sido 127.000 a fecha de 28 de octubre y siempre según datos oficiales de la Junta de Andalucía. De esta forma, la tasa de positivos en el total de la comunidad es de 404 casos por cada 100.000. La clave está en que hay un puñado de localidades en mala situación.

Además de las citadas capitales, presentan malos números algunas de las ciudades más importantes en sus comarcas o extrarradio de grandes capitales, como Linares, Motril, Utrera, Écija, Los Palacios o Camas. En otros municipios más pequeños hay situaciones descontroladas, lo que eleva proporcionalmente la citada tasa.

Y es que las 51 localidades más grandes de Andalucía suman exactamente la mitad de los contagios, 17.316, de los últimos 14 días. Y presentan una media de casi 350 por 100.000. Para llegar a los 400 de Andalucía, siginfica que el mundo rural presenta cifras superiores respecto a su población. El mundo rural está en casi 450 por cada 100.000 habitantes. En estos espacios más reducidos, los de pueblos de menos de 27.000 habitantes, hay tanto zonas sin casos como otros donde la tasa de contagio afecta a una gran porporción de los pueblos.

Dicho de otro modo, el virus en Andalucía se reparte entre grandes núcleos y pequeños pueblos, pero cuando el virus llega a estos últimos, dispara la tasa de contagios en entornos vecinales. Significa que no son las aglomeraciones, sino los encuentros sociales, los que provocan los casos. Reuniones familiares, pequeñas fiestas, encuentros localizados, celebraciones... Con poco que haya un caso en un evento, acaba contagiándose buena parte de todo un pueblo. Como ha ocurrido en Trebujena, de presentar buenas cifras en un día a alcanzar cifras de confinamiento median solo 24 horas. En cambio, si en los pueblos estos encuentros se producen pero la lotería del covid no toca, las localidades pueden pasar meses sin registrar casos. El cumplimiento y la suerte son fundamentales para el dibujo de la situación.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído