Casi 30.000 pacientes andaluces con diabetes se beneficiarán de esta medida del SAS

La Junta extiende la monitorización flash de glucosa a diabéticos tipo 2 con múltiples dosis de insulina

Casi 30.000 pacientes andaluces con diabetes se beneficiarán de esta medida del SAS.
Casi 30.000 pacientes andaluces con diabetes se beneficiarán de esta medida del SAS.

El consejero de Salud y FamiliasJesús Aguirre, junto con la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, y el director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, José María de Torres, ha mantenido una reunión con miembros de la junta directiva de la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Andalucía en la que han abordado la inclusión del sistema de monitorización de glucosa mediante sensores (tipo flash) en la cartera común de servicios para los pacientes con diabetes tipo 2 que realicen terapia intensiva con insulina y requieran realizar al menos seis punciones digitales al día para la auto-monitorización de la glucosa en sangre.

En este sentido, Aguirre ha destacado los beneficios de los sistemas flash para la monitorización de la glucosa, "ya que este dispositivo, que se implanta en la piel del brazo, reduce significativamente la frecuencia de punciones en los dedos, tiene un impacto directo en la calidad de vida de las personas con diabetes y permite obtener una información más completa y continua del nivel de glucosa en sangre a lo largo del día". "Estimamos que en torno a 30.000 pacientes se beneficiarán de esta medida y supondrá una inversión total de 21.071.260 euros".

El consejero ha anunciado que "esta semana comenzamos con la formación de las enfermeras gestoras de casos y a partir del 1 de abril procederemos a instalar los sistemas de monitorización a los pacientes según el calendario de implantación".

Para la incorporación del sistema de monitorización flash de glucosa (MFG) en estos pacientes se propone una implantación progresiva, priorizando por necesidad clínica. Así, durante el primer semestre de 2022, se incorporarán los pacientes institucionalizados, en situación de dependencia o con discapacidad funcional que impida la realización de la medición de glucemia capilar y/o su interpretación; y los pacientes con antecedentes de hipoglucemias graves, es decir aquellos pacientes que hayan precisado atención sanitaria o ayuda por terceras personas para su resolución.

Durante el segundo semestre de 2022 se incluirán los pacientes con hipoglucemias frecuentes leves (con más de 4 episodios leves a la semana) o desapercibidas. En ausencia de las situaciones clínicas anteriores, durante los años 2023 y 2024 se implantará de forma progresiva en el resto de la población, priorizando por el subgrupo de población en el que se ha demostrado impacto más favorable en la mejoría de niveles de HbA1c (pacientes con edad igual o inferior a 65 años).

A juicio del titular de Salud y Familias, "la experiencia en la implantación en diabéticos tipo 1 en el marco del sistema andaluz de salud a través de un proceso planificado de registro, el desarrollo del programa de educación terapéutica, la dotación de recursos específicos, el sistema de envío a domicilio y la puesta en marcha de la integración de los datos de medición de la glucosa en la historia clínica ha sido muy positiva y permite afrontar este próximo reto con garantías".

La propuesta de implantación progresiva por escenarios clínicos de mayor a menor prioridad permitirá una respuesta adecuada a la demanda, la formación progresiva de los profesionales y la planificación de la inversión que se requiere. Además, este proceso requiere una coordinación estrecha entre atención primaria y hospitalaria y el liderazgo de los servicios de Endocrinología y Nutrición en la planificación de la atención y en la coordinación del proceso.

Desde las Unidades de Pediatría y de Endocrinología y Nutrición de los centros hospitalarios se forma a los pacientes en el uso de estos dispositivos para prepararlos en el manejo de este sistema. El programa educativo se adapta a las necesidades de cada paciente, asegurando el formato que permite la formación efectiva y segura de esta tecnología.

Asimismo, "la formación estructurada a los profesionales de atención primaria es indispensable y precisa formación en red, por lo que la implantación de la Enfermera de Práctica Avanzada (EPA) en diabetes con estas tareas resulta necesaria", ha incidido Aguirre.

El Plan Integral de Diabetes, perteneciente a la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias, tiene en marcha además un sistema de registro y seguimiento de estos pacientes que integra la información obtenida de estos dispositivos y permite realizar un seguimiento exhaustivo de los resultados en salud obtenidos con la implantación de esta medida. Asimismo, el seguimiento de los niveles de glucosa y del buen uso de los sistemas se facilita gracias al control telemático individualizado de cada paciente que permite este sistema.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído