El periodista y 'tuitstar' de Cádiz que retrata al todopoderoso Florentino Pérez

Fonsi Loaiza, doctor en Medios, Comunicación y Cultura, publica 'Florentino Pérez, el poder del palco', una biografía crítica sobre el magnate que maneja ACS y el Real Madrid, uno de los diez hombres más ricos e influyentes de España

El periodista Fonsi Loaiza, en una imagen de archivo, y la tapa con su libro sobre Florentino Pérez, que verá la luz la semana que viene.
El periodista Fonsi Loaiza, en una imagen de archivo, y la tapa con su libro sobre Florentino Pérez, que verá la luz la semana que viene.
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición Sabor del Sur Navidad.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

Restan unos días para que vea la luz Florentino Pérez, el poder del palco (Akal, 2022), una obra que no es precisamente una hagiografía del todopoderoso presidente de la constructora ACS y del Real Madrid. Casi a la misma hora en la que el empresario, ingeniero y expolítico madrileño almuerza con el jeque del Paris Saint Germain, Nasser Al-Khelaïf, en las horas previas al duelo de Champions League, el periodista gaditano y tuitstar Fonsi Loaiza (31 años) atiende a lavozdelsur.es desde su casa de Málaga.

Habla de un libro al que ha dedicado los últimos años de trabajo, pero que se centra en un personaje que le “apasiona” desde que echó los dientes en la profesión periodística, siempre enrolado en el mundo del periodismo deportivo. Los días previos al lanzamiento son de inquietud ante las posibles reacciones frente a una obra que retrata a Pérez, pero en la que ha rehusado participar. Aún asegura que hay fuentes que incluye la inminente publicación que pueden echarse atrás en el último minuto. “Tiene muchos enemigos, pero mejor no te digo nombres. Solo diré que habla Santiago Segurola, al que censuró mucho, y que cuenta que llamaba a El País hasta para decir cuando no le gustaba un pie de foto. Fíjate lo que le importa su imagen pública”.

El precedente de una biografía crítica sobre la peripecia vital y profesional del magnate, Florentino Pérez, retrato en blanco y negro de un conseguidor, del periodista Juan Carlos Escudier, data de 2009 y es costoso hacerse con ella en la actualidad. Descatalogado o a más de 100 euros en algunas webs de libros de viejo, cuenta el autor de la nueva biografía que “con aquella lo que hizo la gente de Pérez fue comprar toda la edición para que nadie la leyera. Ahora con las redes sociales, quiero pensar, es diferente”.

Con casi 144.00 seguidores en Twitter, muy conocido por su faceta social, es también doctor en Medios, Comunicación y Cultura (UAB), Máster en Periodismo Deportivo (UPF) y Máster en Comunicación Social (UPF). Loaiza, que se mueve en la red social del pajarito como pez en el agua, mantiene un perfil abiertamente de izquierdas y que incluso le ha valido una sentencia en primera instancia por acusar a la Policía de asesinar al mantero Mame Mbaye en Lavapiés, en 2018. “Presentamos recurso a la audiencia y el Ministerio Fiscal me ha dado la razón y se ha adherido al recurso”, cuenta sobre un caso que le colocó en la diana de muchos ultraderechistas de Twitter.

"Llamaba a 'El País' hasta para decir cuando no le gustaba un pie de foto. Fíjate lo que le importa su imagen pública"

Ahora se mete en otro jardín. En el jardín. De El imperio ACS salta a Red de intereses del oligarca Florentino en un arranque trepidante de un libro que podría inspirar la próxima película de Sorogoyen tras El Reino. En su reino, a Florentino nadie le tose, por lo que el joven periodista, “quizás porque no tengo hijos a los que alimentar”, se ha tirado a la piscina para profundizar en la vida, obra e influencias de uno de los hombres más poderosos de España.

Jesús Gil decía que en el palco del Bernabéu había que estar porque cumplía en democracia las funciones que en tiempos de Franco cumplían las cacerías. Creo que esa frase lo resume todo”, expresa Loaiza, que empezó de periodista deportivo en El País y pasó de “tener al medio endiosado a ver la miseria que había detrás”. Sin embargo, por encima de los conglomerados y las componendas empresariales y del poder, están las firmas. Entonces andaba obsesionado con ser Santiago Segurola. Y hasta hace tres años le dedicó la tesis con la que se doctoró y que calificaron con un sobresaliente.

"Jesús Gil decía que en el palco del Bernabéu había que estar porque cumplía en democracia las funciones que en tiempos de Franco cumplían las cacerías. Creo que esa frase lo resume todo"

Sobre su vinculación con el periodismo y la justicia social, "recuerdo que, de pequeño, cuando jugábamos los partidillos de fútbol en el colegio, en las jugadas polémicas los compañeros del equipo rival venían a mí para que yo dijera qué había pasado porque diría la verdad aunque perjudicara a mi equipo". Ese espíritu pudo haberle llevado al arbitraje, pero a sabiendas de que en esas labores tan poco todo es tan limpio como debería, acabó desembocando en un periodismo combativo con poco encaje en una trama de poder, política, trincherismo y tribalismo de la que pocos escapan. En esa madeja, “o en esa cloaca”, siempre emerge Florentino.

Una especie de Berlusconi a la española

“Surgido al calor de la pequeña burguesía franquista y del aprendizaje de una carrera política frustrada, Florentino Pérez se ha erigido como uno de los máximos exponentes de la oligarquía española”, reza la sinopsis de esta obra. Y abunda: “Su imperio, construido sobre dos patas principales: ACS y Real Madrid —hormigón y fútbol—, lo forman un patrimonio de unos 2.000 millones de euros y una empresa con más de 100 filiales en paraísos fiscales que aparece en las tramas de corrupción Gürtel, Púnica, Lezo del PP, tres por ciento de CiU y que ha financiado las fundaciones FAES de Aznar y Pablo Iglesias del PSOE”. 

“Ha tejido una red de intereses brutal”, subraya Fonsi Loaiza, quien recuerda cómo "en el 83 se presenta, después de estar en UCD, con la operación reformista con Miquel Roca —Partido Reformista Democrático (1982-1986)—, y son el partido político más financiado y el menos votado por los españoles. Y luego, pasa de ser el menos votado, como secretario general de un partido, por los españoles a convertirse en uno de los diez hombres más ricos del país. De eso va entonces la democracia en España, ¿no?”, cuestiona. “Él en el franquismo era un burócrata de carreteras, en los 70 lo mete en política un alcalde franquista de Madrid, Juan de Arespacochaga y de Felipe, al que echaron del PP “por ser demasiado de derechas, imagínate…”.

En las 192 páginas del libro, “me ha llamado la atención, sobre todo, la importancia que Florentino ha dado a los medios de comunicación. No ha tenido el mando capital de un medio como hizo Berlusconi, pero ha sido capaz de tejer su malla de intereses creados en los que muchos medios participaron y participan”. Las historias entrechocan. “Compró la Guía del Ocio y lo primero que hizo fue censurar a Carlos Boyero por criticar a las películas de Hollywood. Lo que quería era que la gente pagara entradas de cine, no que se hablara mal de las películas”. “Siempre le ha dado mucha importancia a los medios de comunicación para que le tratasen bien, y por nuestra parte, por el lado de los periodistas, los medios tradicionales no han cumplido mucho con ese ejercicio de cuarto poder que se les presupone".

'El Ser Superior. Presidente del Real Madrid y amo del cortijo español en la sombra'

Por el palco de Chamartín, sobre el que pivota el libro, han pasado todos los grandes dirigentes mediáticos del país y, cuenta el autor, "él ha sido responsable de quitar o poner directores, como contaba David Jiménez, ex director de El Mundo, en El director. Canapés y fiscalización no se llevan bien, y el caso más llamativo es el de Antonio García Ferreras, Ferri, que fue director de comunicación de Florentino y ahora es directivo de La Sexta y va de super de izquierdas; es tremendo. Los dos pusieron a Eduardo Inda como director de Marca. El poder mediático de Florentino es casi ilimitado”. O Miguel Ángel Rodríguez, MAR, director de comunicación de Díaz Ayuso, que “fue el responsable del centenario del Real Madrid, y que ahora se conecta con los contratos que ha tenido Florentino en esta legislatura con Díaz Ayuso y, sin ir más lejos, para su hospital de pandemias en Ifema…”.

Florentino, agrega la sinopsis de estas memorias no autorizadas, “pasó de coger una empresa de construcción en quiebra y ser un empleado de la familia March a controlar autopistas, servicios de dependencia y limpieza, y hasta guarderías…, multiplicando su riqueza por más de diez desde que llegara, allá por el 2000, a la presidencia del club blanco”. El Ser Superior. Presidente del Real Madrid y amo del cortijo español en la sombra, se titula uno de los últimos capítulos que, cabe esperar, estará en las librerías el próximo 21 de febrero, editado por Akal. "Quería tomar el testigo del libro de 2009 y Akal, como editorial crítica, era la oportuna para poner en pie esta investigación sobre la figura de Florentino Pérez. Akal ya tiene experiencia en libros controvertidos, como cuando publicó el libro de Gregorio Morán El cura y los mandarines (Hª no oficial del Bosque de los Letrados) tras haberlo censurado Planeta". 

Mientras sale a la venta el libro, Fonsi reconoce que no le llaman para demasiada promoción en los medios del país. “Cuando entré en el mundo del periodismo deportivo me di cuenta de que éramos como títeres, sin informar sobre lo que realmente ocurre en el mundo del deporte y sus componendas. En el mundo del periodismo te cortan rápido las alas, al menos en grupos grandes, también en los de aquí de Andalucía. Algún periodista de un gran medio me ha dicho que no puede entrevistarme porque si publica una pieza sobre el libro le echan. Parece que siempre gana Florentino... espero que en este caso el libro vea al menos la luz", confía.

Sobre el autor:

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, experto en Urbanismo en el Instituto de Práctica Empresarial (IPE). Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Antes en Grupo Joly. Soy miembro de número de la Cátedra de Flamencología; hice la dramaturgia del espectáculo 'Soníos negros', de la Cía. María del Mar Moreno; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Primer premio de la XXIV edición del 'Premio de Periodismo Luis Portero', que organiza la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Accésit del Premio de Periodismo Social Antonio Ortega. Socio de la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) y de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído