Fiscalía sobre la multa a Teresa Rodríguez: "El tuit no tilda de asesino a Utrera Molina"

La fiscal Carmen Palomar considera que el ministro franquista tuvo una responsabilidad "política" en la ejecución de Puig Antich tras el recurso a una condena que imponía el pago de una multa de 5.000 euros

Teresa Rodríguez, en un mitin de Unidas Podemos celebrado en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA
Teresa Rodríguez, en un mitin de Unidas Podemos celebrado en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA
"Hoy hace 44 años de la ejecución a garrote vil de Salvador Puig Antich. De entre los responsables de su asesinato Fraga fundó el PP y Utrera Molina fue enterrado el año pasado al son del cara al sol por miembros del mismo partido. Ellos siguen, nosotr@s también". Teresa Rodríguez, coordinadora de Podemos Andalucía y portavoz del grupo parlamentario Adelante Andalucía, fue condenada a pagar 5.000 euros a la familia del ministro franquista José Utrera Molina por escribir un tuit con esta frase, publicada en marzo de 2018.
"La jueza consideró que las ejecuciones franquistas no son asesinatos", explica Rodríguez en su cuenta de Twitter, donde agrega: "Recurrí. La fiscal considera hoy lo que dice el sentido común, que esas ejecuciones fueron crímenes y que Utrera Molina fue responsable político de ejecución de Puig Antich como miembro del Consejo del Gobierno que lo condenó". La jueza de primera instancia María del Rosario Campesino Temprano aceptó la demanda de la familia de Utrera Molina por derecho al honor y condenó en mayo de 2019 a Rodríguez a borrar el tuit y a indemnizar y a pagar 5.000 euros como indemnización, pero la fiscal Carmen Palomar Linares entiende ahora que el tuit no llama "asesino" a Utrera Molina. La Fiscalía se remite al artículo 3.2 de la Ley de Memoria Histórica de 2007 que declaró "ilegítimos los consejos de guerra constituidos por motivos políticos por ser contrarios al derecho, vulnerar las más elementales exigencias del derecho a un juicio justo", como recoge el diario Público.
https://twitter.com/TeresaRodr_/status/1214892874778710019

La fiscal Palomar apunta que "el tuit no tilda de asesino a Utrera Molina sino que califica la ejecución a muerte de Puig Antich por un consejo de guerra, declarado por ley ilegal, como un asesinato". El escrito de Fiscalía señala que "al haber sido declarados ilegítimos los consejos de guerra por motivos políticos y carecer por ello de legitimidad [… ello] convierte a las condenas pronunciadas por dichos tribunales, desde la perspectiva actual democrática, en condenas arbitrarias y ejecuciones arbitrarias, al carecer de cobertura jurídica y convertir la ejecución a muerte en un hecho no justo".

El Ministerio Público, en el escrito enviado al juzgado, señala que "la participación y responsabilidad de Utrera Molina en la ejecución a muerte de Puig Antich se colige de que como miembro del consejo de ministros –en su calidad de vicepresidente y ministro del movimiento– revisó la pena de muerte de Puig Antich por mandato legal […] y, resultando que el Gobierno no condonó la pena de muerte y por ello no usó de la prerrogativa, […] la pena de muerte se ejecutó".

La fiscal Palomar apunta que "la responsabilidad de los acuerdos adoptados en los Consejos de Ministros se regula[ba] en el artículo 20 de la Ley Orgánica del Estado […]: El presidente y los demás miembros del Gobierno son solidariamente responsables de los acuerdos tomados en los Consejos de ministros". Sobre Utrera Molina expresa que "[de ello] se colige la responsabilidad, que entendemos política, de Utrera Molina en la ejecución a muerte de Puig Antich por cuanto fue responsable de la decisión adoptada […] y por ello participó con una responsabilidad política siendo el último eslabón por el cual la condena a muerte de Puig Antich se cumplió".

La Fiscalía señala que el mensaje de Teresa Rodríguez tiene "un valor de causa de justificación al ser necesaria para transmitir un pensamiento en un debate social abierto sobre un tema de interés público" y que cuenta "con una base fáctica. Palomar asegura que "vetar tal libertad supondría instaurar una suerte de censura y considerar hoy, desde la perspectiva democrática, que las ejecuciones a muerte consecuencia de las sentencias dictadas por los consejos de guerra considerados ilegales, constituyen un asesinato no se convierte en una expresión innecesaria para plasmar la opinión, ni tiene una intencionalidad vejatoria, sino de crítica política".

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído