huertos_urbanos_2.jpg
huertos_urbanos_2.jpg

Mamen Sánchez anuncia que, de convertirse en alcaldesa, fomentará la implantación de huertos vecinales en las barriadas, algo que ya funciona con éxito en otras ciudades.

La candidata socialista Mamen Sánchez anuncia que, si es alcaldesa, fomentará la implantación de huertos vecinales y urbanos, una iniciativa que ya funciona con notable éxito en otras ciudades.

La idea consiste en apostar por la agricultura en entornos urbanos, a través, por ejemplo, de asociaciones vecinales, impulsando la creación de huertos comunitarios gestionados participativamente, aprovechando los numerosos lugares abandonados, deteriorados o infrautilizados que existen en Jerez, y que se destinarían al autoconsumo. Mamen Sánchez explicó que “se trata de que los vecinos puedan cultivar de forma colectiva o individual productos del campo”. “La apuesta debería ser por una modalidad ecológica, sin uso de plaguicidas ni fertilizantes químicos”.

Los beneficios que traería consigo esta iniciativa serían también otros. La candidata afirma que serviría para “dignificar espacios públicos degradados, como, por ejemplo, solares abandonados, parques deteriorados o zonas entre bloques para convertirlos en espacios de convivencia intercultural e intergeneracional, que de paso contribuirían a la sostenibilidad medioambiental construyendo pequeñas islas verdes”. Señala que precisamente por esa razón no son únicamente espacios de transformación urbana, sino social”, ya que, como sucede en otras ciudades que han puesto en marcha con éxito esta iniciativa, “funcionan con dinámicas asamblearias que los convierten, además, en pequeñas escuelas de democracia participativa”. Destaca, por tanto, “el carácter didáctico del proyecto”.

Mamen Sánchez concede especial importancia a la función social de este proyecto, vinculando el potencial de cohesión social de los huertos a través, por ejemplo, de actividades educativas, lúdicas y terapéuticas. Apunta asimismo una función cultural: “Porque conviene tener presente que la tradición hortícola forma parte de nuestra cultura popular, nuestro modo de vida y nuestro carácter”.

Considera, además, que pueden ser un maravilloso instrumento didáctico para niños y mayores. “También quiero destacar otros posibles beneficios de estos huertos vecinales urbanos, como la labor de integración de colectivos en riesgo de exclusión social y el trabajo que se podría hacer con personas con diversidad funcional”.

La candidata socialista explica que otras ciudades han puesto en marcha con notable éxito proyectos similares. Señala que casi siempre han surgido de la Administración local, que, como propietaria de los terrenos, es la que mantiene la gestión de los mismos: “Los huertos se plantean como espacios regulados, en los que, mediante programas municipales, se adjudican a los participantes, por un periodo determinado de tiempo, un terreno público”.

“Normalmente” –remarca la propia Mamen Sánchez– “estas cesiones van ligadas a actividades previas de formación”. Así, el control de los terrenos, su acceso y los horarios de trabajo están marcados por los responsables del mencionado programa municipal, aunque “la tendencia en muchos de los ejemplos que tenemos es que sean autosuficientes y los mismos usuarios se encarguen de su gestión”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído