Cuando el presidente Moreno (el 10 de marzo) no veía razones para suspender las clases o la Semana Santa

El máximo responsable de la Junta andaluza comparecerá en el Parlamento, probablemente, el próximo 24 de abril, más de 50 días después de la última sesión. La oposición también tiene muchas dudas sobre su gestión frente a la pandemia

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha visitado esta semana la sede de Fujitsu en Málaga, en la que se están fabricando los respiradores ‘Andalucía Respira’. FOTO: JUNTA
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha visitado esta semana la sede de Fujitsu en Málaga, en la que se están fabricando los respiradores ‘Andalucía Respira’. FOTO: JUNTA

Mucho se habla estos días de esos capitanes a posteriori que, al parecer, auguraron desde hace meses las terribles consecuencias de la pandemia de coronavirus en España e incluso culpan al Gobierno por no prevenir el desastre que se avecinaba o, forzando más la máquina, a las feministas que acudieron a la manifestación del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. La realidad es que ningún Gobierno estaba lo suficientemente preparado, en recursos humanos y materiales, en prevención, para lo que ha ocurrido en el último mes y pico en el mundo, con más de dos millones de contagios y más de 130.000 muertos en todo el mundo.

 

Un día antes de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la Covid-19 pandemia global, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla (PP), aseguraba públicamente que no veía razones para suspender las clases, la Semana Santa, la Feria o el festival de cine de Málaga, que horas después el alcalde de la ciudad malagueña, Francisco de la Torre, ordenó cancelar.

 

A día de hoy y a estas horas, decía Moreno el pasado 10 de marzo, "aunque la expansión del coronavirus va cambiando, no hay razones motivadas en la región para tomar una decisión similar a las adoptadas en el País Vasco, Madrid o La Rioja en cuanto a suspender clases o peligrar acontecimientos públicos como la Semana Santa o el Festival de Cine de Málaga".

 

En Málaga, cuestionado al respecto, aseguraba que había que actuar "con la máxima serenidad posible". "A 10 de marzo a esta hora en Andalucía no hay razones motivadas", insistía, mientras pedía al Gobierno central "liderazgo" y que decisiones de gran calado se adoptasen para el conjunto del país. "En Andalucía tenemos el cinco por ciento del total nacional —de infectados—. estamos por debajo de la media, con todas las cautelas del mundo no hay razones motivadas para tomar esas decisiones". 37 días después, Andalucía es la tercera comunidad más afectada y alcanza los 11.053 contagiados por coronavirus. Los fallecidos en la comunidad autónoma son ya 940.

 

Moreno, el pasado 10 de marzo, aseguraba que estaba "constante sintonía y trabajo con lealtad" con el Ministerio de Sanidad y subrayaba que ante infecciones como el coronavirus, "supraautonómicas, supranacionales y mundiales, debe ser el Ministerio el que lo lidere". "Tiene la información a tiempo real de la Unión Europea, de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los instrumentos para tomar decisiones y espero y confío en que se tomen dentro del equilibrio y la serenidad y basadas en el rigor".

 

El PSOE andaluz ha criticado que el presidente de la Junta ha anunciado que comparecerá en el Parlamento "tarde y a rastras" para informar sobre la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19, "tras semanas de generar incertidumbre con su gestión y de desplegar propaganda usando recursos y medios públicos"; y le ha urgido a "poner orden" en gestión de la pandemia, especialmente en el control y asistencia de las residencias de mayores, con el relevo del actual director general de Salud Pública por una persona con experiencia y capacidad contrastadas.

 

La presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, ha propuesto este pasado martes modificar el Reglamento de la Cámara para incluir la delegación del voto de los diputados no presentes, dado que las circunstancias actuales no están previstas en el mismo, para la celebración de plenos presenciales con un número reducido de diputados —siempre proporcional a la composición actual del Parlamento andaluz—, y baraja que Juan Manuel Moreno comparezca el viernes 24 de abril en el que sería el primer Pleno tras la suspensión de la actividad por el estado de alarma ante la epidemia del coronavirus. Serán más de 50 días sin comparecer en el órgano de máxima representación de la comunidad autonómica.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído