Batalla PSOE-Podemos: Iglesias insiste en que se pactó una derogación íntegra de la reforma laboral

"Los documentos firmados, que son la orientación de un gobierno de coalición y un acuerdo entre tres grupos parlamentarios, ese es el acuerdo", dice el vicepresidente

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en un pleno durante el estado de alarma. FOTO: PSOE
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en un pleno durante el estado de alarma. FOTO: PSOE

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha insistido este jueves en que la reforma laboral será derogada al completo y no parcialmente porque así consta en el acuerdo de Gobierno suscrito con el PSOE y en el documento que los socialistas firmaron este miércoles junto a EH Bildu.

"Voy a ser cristalino: pacta sunt servanda (lo firmado obliga)", ha asegurado Iglesias en una entrevista en Catalunya Radio, recogida por Europa Press, en la que se ha mostrado muy duro con la rectificación realizada por los socialistas a última hora de este jueves, tan solo unas horas después de hacer público el acuerdo a tres con EH Bildu y Unidas Podemos.

En concreto, los socialistas rectificaron anoche el acuerdo, asegurando que la derogación urgente de la reforma solo afectará a tres aspectos de la ley. "En el acuerdo para la legislatura y para el Gobierno no se habla de derogación parcial, se habla de derogación de la reforma laboral. Eso es un acuerdo de gobierno de coalición. En el pacto que se firma ayer entre los máximos responsables de los tres grupos parlamentarios, ese es el acuerdo. Pacta sunt servanda", ha avisado.

"Después cada partido podrá decir lo que quiera. Pero los documentos firmados, que son la orientación de un gobierno de coalición y un acuerdo entre tres grupos parlamentarios ese es el acuerdo. Luego que cada partido quiere hacer consideraciones, muy bien, pero lo firmado es eso. Creo que estoy siendo cristalino", ha continuado.

Así, Iglesias ha insistido en el acuerdo de Gobierno entre los socialistas y la formación morada. "Algunos lo han definido como el gobierno de más izquierda. Lo importante es que se cumplan los acuerdos. Este gobierno está demostrando que la manera en que se afronta esta crisis es contraria a cómo se afrontó en 2008", ha apuntado. En este contexto, el vicepresidente se ha mostrado confiado en que el Ejecutivo va a "seguir avanzando en la misma línea".

Por otro lado, Iglesias ha cargado contra CEOE y Cepyme después de que hayan expresado este jueves su "rotundo" rechazo al citado acuerdo. "Creo que a nadie le puede sorprender que la patronal quería un gobierno del PP y Vox. Es normal. Pero tienen que entender que hay algo que es la soberanía popular", ha sostenido.

En concreto, para los empresarios este pacto supone un "desprecio indignante" al diálogo social, "al que dinamita"; al papel que la propia Constitución otorga a los agentes sociales, y a las propias instituciones del Estado "en el momento más delicado de la economía española y, por tanto, cuando este diálogo se hace más necesario".

En este sentido, el vicepresidente ha recordado que el "poder legislativo está en el Parlamento" y que, si existe un "acuerdo parlamentario", debe respetarse. "Aunque es legítimo que alguien dijera: 'Me gustaría que gobernaran Casado y Abascal porque se acabarían los impuestos y aunque se destruyera la sanidad a mí me iría muy bien'", ha apuntado .

En esta línea, Iglesias ha reconocido que entiende la "virulencia del comunicado" cuya naturaleza, a su juicio, viene marcada por las "muchas presiones" que recibe el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. "Muchas veces él mismo me lo reconoce: 'Iglesias yo puedo estar de acuerdo contigo pero no sabes las presiones que tengo'", ha desvelado.

Con todo, el líder de Podemos ha explicado que, pese a las diferencias con la patronal, hay un espacio de acuerdo con su formación, como demuestra el hecho de que consiguiesen acordar la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 950 euros al inicio de este mismo año.

Por su parte, el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha justificado este jueves el acuerdo que su partido firmó con Unidas Podemos y EH Bildu para la derogación "íntegra" de la reforma laboral, luego matizado por los socialistas, en la actitud "obstruccionista" del PP, que empuja al PSOE a buscar apoyos en fuerzas con menor representación como Bildu, a las que el PP con su posición les otorga mayor relevancia.

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Ábalos se ha referido a la actual "realidad parlamentaria" para explicar su pacto por el que Bildu se abstuvo en la votación de la quinta prórroga del estado de alarma. El ministro ha señalado que cuando el principal partido de la oposición, el PP, decide "pasar a la irrelevancia, a la inutilidad (...) si no se presta a ningún tipo de acuerdo pues hace que formaciones mucho más pequeñas adquieran el papel que abandona el protagonista".

"Si el PP se instala en la negación tendremos que recurrir a las otras formaciones políticas apelando a más responsabilidad", ha incidido Ábalos, que ha subrayado que Ciudadanos, con sólo 10 diputados, "ha adquirido más relevancia que el principal partido de oposición". En cualquier caso, el ministro no ha podido explicar la necesidad del acuerdo con Bildu, dado que la abstención de este partido no era imprescindible para sacar adelante la votación.

En relación con el voto en contra de ERC a la última ampliación del estado de alarma, Ábalos ha cuestionado que se pueda considerar a los republicanos como "socio" del PSOE y ha precisado que la formación independentista facilitó la investidura de Pedro Sánchez con su abstención y, posteriormente, ha apoyado las medidas sociales que el Gobierno de coalición ha venido planteando.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído