Moreno Bonilla quiere una 'vuelta al cole' en Andalucía para algunas clases a partir del 15 de mayo

El presidente de la Junta baraja que se priorice la situación de los estudiantes de Bachillerato que se enfrentan en julio a la selectividad

El presidente de la Junta, en el pasado inicio de curso.
El presidente de la Junta, en el pasado inicio de curso.

El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, está estudiando que los estudiantes andaluces vuelvan a las aulas a partir del 15 de mayo. Esta reincorporación tiene en mente solventar la situación de los alumnos a quienes más perjudica la suspensión actual de la presencialidad en el tercer trimestre. Así, esta vuelta al cole sería por grupos y de forma escalonada.

En concreto, según ha puesto sobre la mesa en una entrevista en SER, y amplían medios andaluces, esa vuelta a las clases trataría de ayudar a solventar el curso de estudiantes de Bachillerato que en gran proporción se enfrentan posteriormente a la Selectividad durante el coronavirus.

Esta prueba es diferente en cada comunidad pero la nota final establece el orden de prioridad para elegir carrera universitaria. De no ofrecerse una solución en Andalucía, éstos serían los principales perjudicados, respecto a la posibilidad de que otros estudiantes españoles de otras comunidades sí tuvieran mejores herramientas.

La enseñanza telemática está ofreciendo soluciones a corto plazo, y se daba por hecho que no se retomaría la presencia en las clases, pero el hecho de que Andalucía va por detrás del resto en número de contagios, abre ese horizonte a partir de la segunda quincena de mayo. La selectividad será, en principio, en julio, aunque el Ministerio ha marcado que las autonomías la ubiquen desde final de junio y hasta la segunda semana de julio. Todo parece indicar que Andalucía se ubicará en las últimas fechas.

Tanto para las clases como para esas pruebas en julio, todo hace indicar que tendrán que tomarse medidas de protección, como una mayor distancia entre mesas, uso de mascarillas, geles, etc. El problema es que muchas aulas andaluzas no cuentan con aire acondicionado, lo cual complica que se alargue la presencialidad hasta junio o julio.

Hay que recordar que la norma general para este curso será el aprobado, y la excepción, el que se repita de curso. Hay situaciones especiales, como estudiantes sin equipos informáticos en casa de los que hacer uso con frecuencia, que los profesores piden que se conozcan bien para que nadie se quede atrás. Además, los docentes serán claves en esa reincorporación, pues según lo que dictamine Sanidad de aquí a tres semanas, estos podrían alegar inseguridad laboral para negarse a la vuelta a la presencialidad demasiado pronto.

Respecto a otros niveles educativos, que siguen ofreciendo tareas y explicaciones en la distancia con vídeos y trabajos, queda pendiente conocer si habrá interés en asumir el riesgo de nuevos contagios imponiendo una vuelta a las aulas. Asimismo, en aquellas zonas de mayor incidencia del coronavirus (las tres grandes ciudades andaluzas, Sevilla, Granada y Málaga)  parece más difícil organizar clases. Eso, sumado a que tanto alumnos como profesores pueden ser positivos y no tengan posibilidad real de retomar las clases.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído