Diputación pedirá medidas urgentes para subsanar los efectos de los temporales que han azotado las últimas semanas la provincia gaditana. El pleno del organismo provincial aprueba por unanimidad que "se ratifiquen los acuerdos que se han adoptado por la Comisión Interadministrativa en la que está presente la Diputación; solicitar celeridad en la evaluación de los daños y en la dotación de recursos suficientes para atender los daños ocasionados por el temporal; y que se continúe con una buena coordinación entre la Administración del Estado, la Junta, la Diputación y los ayuntamientos a fin de que se pueda restaurar la normalidad lo más pronto posible en las carreteras, en el litoral y las infraestructuras públicas".

La acumulación de arena en la bocana del puerto de Conil, ocasionada por el temporal, sigue provocando problemas a los barcos para entrar y salir del mismo, en incluso algún encallamiento, por eso todos los grupos han apoyado la moción defendida por IU. Los efectos del temporal también han marcado otra otras mociones del grupo Izquierda Unida, en este caso sobre la carretera CA-9201, Almoraima-Castellar. Una moción que ha pedido que se incluya esta vía en el próximo Plan de Mejoras de Infraestructuras Viarias las obras para el arreglo de algunos desperfectos, especialmente en el tramo entre los kilómetros 9 y 10, y su ensanchamiento.

La propuesta ha sido refrendada por unanimidad, aunque la diputada de Infraestructuras, Encarnación Niño, ha pedido "la comprensión de los grupos políticos", ya que las fuertes lluvias van a obligar a modificar el plan de carreteras. Además, ha aclarado que la Diputación ya ha actuado ya en este punto de la carretera, pero ahora, tras las lluvias, necesita de una nueva evaluación técnica para establecer qué tipo de obra es necesaria. La diputada también ha tenido un mensaje de agradecimiento a las brigadas de mantenimiento de carreteras, que ha sido refrendado por el diputado proponente, Antonio Alba.

Acceso provisional a Las Pachecas tras la riada

La concejal de Igualdad, Acción Social y Medio Rural del Ayuntamiento de Jerez, Carmen Collado, y efectivos del Servicio Local de Protección Civil y Policía Local han trabajado en las zonas afectadas por la crecida del río Guadalete especialmente en determinadas viviendas y caminos de la barriada de Las Pachecas, donde se ha habilitado un acceso provisional en la A-381 para la salida de los vecinos. En una nota, Collado ha asegurado que varias familias han tenido que ser evacuadas de Las Pachecas por los servicios de Protección Civil en previsión de más crecidas. En este sentido, ha señalado que el Ayuntamiento "está en permanente contacto con los vecinos para ver la situación de las personas, por si alguna se encuentra en situación de riesgo y de este modo proceder a su evacuación".

La concejal de Medio Rural también ha recordado que el Ayuntamiento tiene previsto un dispositivo de alojamiento para los vecinos que quieran ser trasladados a este servicio municipal. El agua embalsada por la crecida del Río Guadalete afecta a una zona comprendida entre La Ina, Los Cejos del Inglés y las Pachecas que mantiene cortadas las CA-3113 (El Portal) bajo el puente de la AP4 y la vía CA-3110 (La Ina), así como la vía de servicio de la A381.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído