Los estudiantes de la Escuela de Arte se manifiestan en la entrada del centro para reclamar "un espacio digno" y un centro donde se puedan sentir seguros.

Los estudiantes de la Escuela de Arte están hartos: "No hay derecho a que se caiga el techo", gritan durante la manifestación que protagonizan en la puerta del centro educativo mientras técnicos municipales inspeccionan las instalaciones después del último desprendimiento de hace unos días. "Nos hemos movilizado porque queremos estudiar en un espacio digno y sobre todo porque queremos sentirnos seguros dentro del centro", explica Jesús Merchán, estudiante del grado superior de Diseño Gráfico de la Escuela de Arte. El acto ha sido apoyado por todos los cursos e informan que si la situación no cambia, continuarán las manifestaciones.

"Seguimos igual. La Junta dice que de momento están estudiando la solución, que están investigando", señala Neftalí Pérez, director de la Escuela de Arte, que en el momento de la concentración estudiantil se encontraba reunido con miembros de la Inspección Educativa de Andalucía. La presencia de los técnicos municipales ratifica la clausura de la zona afectada. Por ello, dos aulas de la Escuela de Arte, las clases seis y nueve, una asignatura teórica y otra de dibujo artístico, seguirán sin impartirse. Los alumnos se manifiestan por dicho motivo. Exigen una mejora de las instalaciones de un edificio municipal con más de 100 años de vida. No obstante, los percances aumentan en la Escuela de Arte debido a las fuertes precipitaciones del pasado fin de semana.

"En breve vendrá un nuevo técnico por el desprendimiento de un revestimiento de un arco del Claustro situado debajo de la clase afectada hace dos meses y posiblemente clausuren el corredor que va desde el patio del claustro hasta un pasillo de aulas, por lo que imposibilitará el acceso a otras clases", explica el director del centro. "¿Cómo accederemos ahora a esas otras aulas? Tendrán que abrir otra puerta por calle Ponce, tendrán que venir otro portero...", añade exasperado.

El derrumbe de hace dos meses, la clausura de dos aulas, el desplazamiento que ya realizan algunos alumnos hacia la antigua sede de la Escuela Oficial de Idiomas, en Taxdirt, para llevar a cabo la asignatura de Dibujo, junto con el nuevo percance que probablemente conlleve el cierre de otras clases, ha desembocado en una huelga estudiantil y en una movilización virtual con una recogida de firmas en change.org para dar solución a todos estos problemas. "Las condiciones son bastante malas y afectan tanto a profesores como alumnos, poniendo en peligro nuestras vidas, recibiendo clases en un edificio que no reúne las condiciones de seguridad, plagado de termitas, responsables del primer derrumbe", describe el texto de la petición que ha recabado cerca 2.000 apoyos en apenas dos días.

Sobre el autor:

claudia

Claudia González Romero

Periodista.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído