img_20151117_175917-01.jpeg
img_20151117_175917-01.jpeg

El fallecido fue descubierto en su domicilio el pasado invierno en avanzado estado de descomposición. La autopsia reveló un fuerte golpe en la cabeza.

El pasado invierno vecinos de un bloque de la calle Francos daban la voz de alarma tras notar un fuerte y desagradable olor en un piso colindante. Sospechando que podía ser un escape de gas dieron parte a los bomberos que, tras presentarse y abrir la puerta del domicilio en cuestión descubrieron que el hedor se debía a un hombre muerto en avanzado estado de descomposición.

Tras presentarse la autoridad judicial y ordenar el levantamiento del cadáver, fue trasladado al instituto de medicina legal de Cádiz, donde se le practicó la autopsia, pudiéndose verificar que había muerto de un fuerte golpe en la cabeza, lo que descartaba la muerte natural y abría la vía para investigar el crimen.

De esta manera, la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía Nacional comenzó una investigación recabando diferentes datos entre familiares y conocidos de la víctima que, según ha informado Canal Sur Radio, habría deparado ahora la detención de un sospechoso. De momento pocos datos más se conocen porque el caso permanece bajo secreto de sumario.

En la calle Francos, por su parte, confirman que el fallecido era conocido en el barrio y que su muerte generó gran sorpresa.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído