eric_-_tumor_cerebral.jpg
eric_-_tumor_cerebral.jpg

El pequeño Eric nació el pasado 21 de enero pero ya ha pasado por quirófano en tres ocasiones. Tiene un tumor cerebral de grado tres y ahora el siguiente paso es la quimioterapia. Pero la familia quiere evitarla a toda costa. Los médicos les han dicho que tiene una probabildidad entre mil de superarla. Pero hay un pequeño halo de esperanza. La tía del pequeño, María Beteta, está moviendo cielo y tierra para buscarle otra solución y parece haberla encontrado en una clínica de Memphis (EEUU), el St. Jude Children’s Research Hospital, donde asegura que le han confirmado que puede tratan a su sobrino de forma gratuita y con una probabilidad de supervivencia mucho mayor.

Tras sopesar la posibilidad de trasladar al pequeño a tierras americanas, al final han decidido que se trate en España, en el Hospital Son Espases de Mallorca, donde se encuentra ingresado prácticamente desde su nacimiento. El caso de Eric no es habitual, hasta el punto de que solo hay tres casos en todo el mundo, por lo que están dispuestos a "llevarlo a América, o donde haga falta". La familia lleva semanas moviendo su caso en las redes sociales en busca de ayuda y ya ha dado la vuelta a España en Facebook, donde las publicaciones se han compartido cientos de veces. La primera operación de Eric, con apenas unos días de vida, duró ocho horas y salió de ella lleno de vitalidad. "Hasta los médicos se sorprendieron cuando vieron lo bien que respondió y cómo jugaba y se reía, era increíble", cuenta su tía. Pero después de esa vinieron dos más, de apenas 20 minutos cada una (la tercera se hizo porque la segunda salió mal) pero que han terminado minando las energías del pequeño. "Al niño lo están agotando; el lunes le toca quimio y estará agotado", dice María, que asegura que ahora está "más apagado".

En un primer momento la familia criticó la actitud de los médicos mallorquines, aunque ahora asegura que fue fruto de los "nervios" y pide perdón por ello. "Son muy buenos y se están portando maravillosamente bien con mi sobrino", asegura María. En el pueblo donde viven (Andratx), a 30 kilómetros de Mallorca, son muchos los vecinos que están recaudando dinero para Eric y María cuenta que han recibido muchas muestras de solidaridad. "Ha habido personas que me han llamado para darme 100 euros o 50 euros para mi cuñado para gasoil", ya que tiene que ir todos los días al hospital un par de veces y ahora mismo se encuentra desempleado. "Con los 426 euros que tiene de ayuda imagínate cómo se las apaña", dice. Además, el padre de Eric tiene otro hijo de tres años que tiene que atender. La familia, que es originaria de Jaén y también cuenta con una jerezana (la cuñada de María) trabaja en la hostelería durante la temporada alta, por lo que el invierno suele ser época de baja actividad laboral. El tiempo corre en su contra, pero los familiares de Eric no pararán hasta encontrar una solución. Por ganas no será.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído