Se inicia la Cuaresma más feliz tras dos años de desazón: habrá pasos en Semana Santa

Un día luminoso, con todos los signos de la primavera, acompaña el inicio de este tiempo en el que regresan las clásicas colas de devotos ante imágenes expuestas en veneración

Veneración del Señor de la Vía Crucis, en San Francisco, ante numerosos devotos.
Veneración del Señor de la Vía Crucis, en San Francisco, ante numerosos devotos. MANU GARCÍA

El Miércoles de Ceniza, que se celebra hoy, marca el inicio de la Cuaresma pero la de este año con un signo especial. A diferencia de las dos anteriores, este tiempo litúrgico para la Iglesia acabará con la Semana Santa, con los pasos en las calles. Habrá procesiones y eso hace que esta Cuaresma sea más alegre en el mundo cofrade.

La Cuaresma es tiempo de penitencia, de preparación de los cristianos para vivir los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Cristo con la celebración de cultos, el ayuno y la ración, es decir, un tiempo de penitencia y recogimiento. Eso es lo que se prescribe, pero en el ámbito cofrade es gozo ya que es el preludio de la Semana Santa por lo que cuya celebración adquiere matices muy diferentes por aquí.

El Cristo de la Salud, hoy, en San Lucas.    MANU GARCÍA
El Cristo de la Salud, hoy, en San Lucas.    MANU GARCÍA

Es la época en la que fluyen los actos cofrades, los cultos, besapies y besamanos (ahora veneraciones), conciertos de bandas, preparativos de las mayordomías, costaleros, ensayos y una larga lista de actividades que concita a centenares de personas en torno a las hermandades. Es un periodo en el que el cofrade no se aburre y se llena de todo lo que le es propio y le apasiona. Es la versión de la Cuaresma al menos en la baja Andalucía.

El Miércoles de Ceniza, que se no mojará por lo que la Semana Santa será sin lluvia, según el dicho popular que en nada se suele corresponder con lo que después sucede, tiene en Jerez varias citas con imágenes de gran devoción popular como el Señor de la Vía Crucis, el Cristo de la Salud en San Lucas y el Santo Crucifijo de la Salud. Las clásicas colas de personas esperando para contemplar y rezar de cerca a la imagen de su devoción se repiten desde San Lucas a San Francisco y pasando por San Miguel, Capuchinos con la Mortaja o en Fátima con el Señor de la Paz o en la iglesia de La Victoria.

Devotos rezando ante el Señor de la Vía Crucis esta mañana.   MANU GARCÍA
Devotos rezando ante el Señor de la Vía Crucis esta mañana.   MANU GARCÍA

Es el banderazo de salida cuya meta está en el Domingo de Ramos. Hasta entonces en las calles y, especialmente los fines de semana, se vivirá un ambiente singular de ir y venir de gente, bien arreglada con ternos y medallas, de un templo a otro visitando las imágenes que se exponen de forma extraordinaria, actos en los que las mayordomías echarán el resto en favor del buen gusto cofrade que adornará estos actos; más ahora que se trabaja y duro a sabiendas de que el ‘premio’ final, la salida procesional, podrá ser posible.

Sobre el autor:

KIKO ABUINA 1

Kiko Abuín

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído