Pepuka, la muñeca que visita colegios para educar en igualdad y prevenir la violencia de género

La pedagoga Estela Moreno es la creadora de un cuento infantil con el que recorre centros escolares andaluces y con el que ha ganado uno de los Premios Meridiana 2020 que otorga el Instituto Andaluz de la Mujer

Estela Moreno, con Pepuka, durante una charla en un centro escolar.
Estela Moreno, con Pepuka, durante una charla en un centro escolar.

Pepuka es una muñeca que vive feliz en un pequeño pueblo que hay al pie de la montaña. Un día de verano viaja hasta el pueblo de al lado, donde conoce y se enamora de un monstruo que tiene el corazón gris y que está todo el día enfadado. Junto a él vivirá la experiencia más difícil de su vida, la pérdida de su sonrisa, que logra recuperar gracias a sus amigos, unas maskotas que la ayudan a recuperar su autoestima y que vuelva a sonreír. Este es el argumento de Pepuka y el monstruo que se llevó su sonrisa (editorial Mr. Momo), un cuento infantil ideado por la pedagoga Estela Moreno (Alcalá de los Gazules, 1978) que ofrece una visión de la violencia de género adaptada a alumnas y alumnos de Educación Infantil y Primaria.

“No es sólo un cuento, es un proyecto educativo analizado y supervisado por expertas en violencia de género, pedagogas y psicólogas terapeutas”, explica la propia Moreno en el dossier que adjunta a los centros educativos a los que acude. Desde el curso 2018/19, más de 10.000 niños y niñas han conocido la historia de Pepuka, que es la suya propia. “Pepuka llega en uno de los peores momentos de mi vida, pero soy una persona positiva y me quedo con lo bueno”, cuenta Estela Moreno a lavozdelsur.es. “Pasaron cosas que no deberían haber pasado y eso no lo puedo cambiar, pero sí la manera en la que te enfrentas a las cosas”.

Pepuka, cuenta su creadora, “tenía que llegar”. De hecho, los años previos a su creación fue creando material que cuando impulsó el proyecto educativo cobró sentido. “Ha sido mi terapia, ahora sé que el cuento ha sido un proceso que he ido viviendo y que ha desencadenado en este proyecto”, reseña Moreno, ganadora del Premio Meridiana 2020 que otorga el Instituto Andaluz de la Mujer en la categoría de Iniciativas contra la violencia de género. “Jamás me pude imaginar que me iban a dar algún premio, y no me ha dado tiempo de asimilarlo”, cuenta Estela, quien también tiene otros reconocimientos como el Premio Maria Coraje 2019, el Premio Sevilla Solidario 2019 o el Premio Ciudad - Al-kalat, por la lucha contra la violencia de genero.

“Estoy viajando por toda Andalucía llevando el mensaje de Pepuka: que no te quiten la sonrisa y hay que decir basta a tiempo. Lo que más me gusta transmitir es que es posible recuperar la sonrisa”, señala la creadora de una muñeca que a través del cuento trabaja emociones como la ira, la alegría, la tristeza, el amor o la rabia, e infunde valores como el respeto, la tolerancia, la igualdad y el buen trato a los demás. “La mejor herramienta para educar en igualdad y contra la violencia es la prevención, desde la escuela, con buenas palabras y sembrando esa semillita de respeto y tolerancia”, relata Moreno.

“La propuesta ha sido evaluada muy positivamente por parte de las familias, de docentes, del equipo técnico experto en Igualdad y del alumnado que ya ha disfrutado del cuento”, apunta la creadora de un proyecto que no para de crecer, y que ya ha cruzado el charco para colarse en aulas de centros escolares de Argentina, Colombia o México. “Cuando lo inventé no pensaba que iba a alcanzar esta dimensión”, sostiene Moreno. “Soy pedagoga y siempre quise hacer cuentos pero empezó sin ninguna pretensión, más allá de mi deseo de escribir un cuento infantil y contar mi experiencia para empezar a educar”.

Una vez le dio forma a la historia de Pepuka, ella misma imprimió el cuento, lo maquetó y se lo enseñó a la jefa de estudios del colegio donde estudia su hijo. “Me dieron oportunidad de trabajar el cuento y fue el empujoncito que me animó a continuar”, recuerda. Estela cuenta que hace debate con los pequeños y las pequeñas a las que representa el cuento. “Vamos analizando el contenido que se pone en juego a través del cuento, para que sepan identificar cuando alguien no les trata bien”, relata.

Cinco años después del nacimiento de Pepuka, la muñeca ya ha protagonizado más de 270 talleres. “El mensaje les llega”, sostiene Estela, quien cuenta que las reacciones, en muchas ocasiones, son “divertidas”. “Te dicen que el monstruo era muy gruñón y que no hay que empujarse, hay que darse besos; que no hay que hacer caso a demás cuando te obligan a hacer cosas que no quieres; que hay que ser valiente y superar las dificultades…”, añade. “Al principio es todo fantástico, hasta que el monstruo se enfada y le dice a Pepuka que es fea y tonta, por eso termina quitándole la sonrisa y se la lleva a su cueva. Me gusta acabar el taller preguntando qué hemos aprendido”.

Estela Moreno Bermúdez nació en Alcalá de los Gazules —de hecho, el pequeño pueblo del cuento de Pepuka es este municipio de la Sierra gaditana—, pero vive en Sevilla desde hace más de 20 años. Esta pedagoga, doctorando en Didáctica de las Ciencias Experimentales y Sociales, es madre de un niño de diez años, que ha encontrado en Pepuka una salida a su situación, laboral y personal. Antes de crearla, estaba en paro y ahora no para de impartir talleres y charlas en centros educativos de Andalucía.

Pepuka, de hecho, hasta protagonizará una cinta de animación dirigida por José Lagares e Isabel Vilallonga, ganadores de un Goya, que se encuentra en pleno proceso de reproducción. “La idea es que sea una gran oportunidad para que las personas que quieran puedan tener acceso a la historia y sea una herramienta educativa en cualquier lugar del mundo”, señala su creadora. La muñeca, dice, “es muy necesaria”, porque “permite que niñas que viven una situación difícil en su casa puedan sentirse identificadas y expresen lo que sienten”.

Más información en pepuka.es y en el email [email protected]

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído