Madrid envió un protocolo para pacientes en casa por el que no se debía ingresar a mayores de 80 o con demencia

Además de la orden no aplicada en residencias de ancianos, esta otra se hizo llegar a los médicos de atención primaria que atendieron en las casas a personas con síntomas compatibles con el Covid

Díaz Ayuso, en un acto reciente. FOTO: PP CAM
Díaz Ayuso, en un acto reciente. FOTO: PP CAM

La Comunidad de Madrid envió un protocolo a las residencias de ancianos que no se cumplió, pero también otro protocolo que se ha conocido sobre la atención a los pacientes domiciliarios con síntomas respiratorios durante los días más duros de la pandemia. Este protocolo se envió a los centros de salud, cuyos profesionales se hicieron cargo de la atención domiciliaria.

Este protocolo incluía cinco aspectos por los cuales se pedía dejar de atender a los pacientes con menos posibilidades de salir adelante según condiciones previamente señaladas. Es decir, se priorizó no según el criterio médico general, sino según otros condicionantes más allá de la gravedad o el pronóstico que éstos tuvieran.

Y estos crtierios para no atender fueron cinco, en un documento al que ha tenido acceso el diario El País: "tener más de 80 años y enfermedad de órgano terminal (insuficiencia cardiaca crónica avanzada, enfermedad obstructiva crónica grave, cirrosis hepática, insuficiencia renal crónica grave) y/o CFS [escala clínica de fragilidad] igual o mayor que 5; estar en una escala clínica de fragilidad de 8-9; tener demencia moderada o grave; padecer un cáncer terminal, o tener cualquier enfermedad y una expectativa de vida inferior a un año", señala este protocolo.

Los protocolos suelen ser aclaraciones o explicaciones de cómo actuar ante una serie de posibles decisiones. Son una herramienta importante para la organización del trabajo en cualquier ámbito en el que exista una escala vertical de mandos. En este caso, los gestores de los servicios sanitarios dependen de la Consejería de Salud, en manos del PP de Madrid. Este protocolo expondría, así, a los empleados que no lo cumpliesen.

La Comunidad de Madrid ya envió otro protocolo sobre derivaciones o no desde residencias de ancianos. Estos protocolos no se llegaron a cumplir, según han dado a conocer con cifras oficiales los gerontólogos, que hablaban de miles de derivaciones. Sin embargo, había sido el consejero de Servicios Sociales, de Cs, el que alertó de la falta de ética y problemas legales derivados de esos protocolos, que el PP dice que no fueron más que borradores. Este otro protocolo sí se envió a los centros de salud y evidencia que se tomaron decisiones para afrontar el colapso derivado del pico de coronavirus de inicios de abril. Sin embargo, políticamente se niega tajantemente que la situación llegara a ser tan grave como para no atender a pacientes que lo necesitaran.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído