La madre de un menor malagueño denuncia amenazas de otros dos niños a raíz del 'Momo Challenge'

La Guardia Civil ha puesto las diligencias a disposición de la Fiscalía de Menores, resultando investigada la madre de uno de los autores de los presuntos delitos derivados de este viral de plataformas de internet y redes sociales

fotonoticia_20190326121235_1920
fotonoticia_20190326121235_1920

La Guardia Civil ha esclarecido un delito de amenazas y coacciones realizadas por dos menores de edad que imitaban el reto viral en redes sociales denominado Momo, resultando investigada una persona mayor de edad, madre de uno de los autores, como titular de la línea telefónica desde la que se realizaron dichos hechos delictivos. Las diligencias han sido puestas a disposición de la Fiscalía de Menores de Málaga, según han informado la Guardia Civil a través de un comunicado, que ha precisado que el esclarecimiento e investigación ha sido en el marco del 'Plan Director de Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar en Centros Educativos y sus entornos' de la Secretaria de Estado de Seguridad.

El Momo Challenge es una nueva tendencia que se ha hecho viral en plataformas de videos a través de Internet y de aplicaciones de mensajería móvil entre los niños. Este personaje aparece insertado en videos originales de dibujos animados dirigidos a estos menores, lanzando mensajes aterradores e incitándolos al suicidio y a la autolesión.

La investigación se inició tras recibirse denuncia de la madre de la víctima, menor de edad, en la que relataba las amenazas recibidas en el teléfono del menor a través de una aplicación de mensajería, por parte de un número de teléfono desconocido, coaccionándole para realizar acciones que ponían en riesgo su salud, bajo amenaza de sufrir importantes daños físicos o incluso la muerte, ha informado la Guardia Civil.

Así, han precisado que realizadas gestiones para el esclarecimiento de los hechos, se pudo comprobar la titularidad del número de teléfono desde el que se remitieron los mensajes, tratándose de la madre de otro menor de edad, el cual había enviado mensajes y archivos de audio a la víctima desde dicho terminal móvil, siendo estos audios creados por un tercer menor de edad, el cual forzó al anterior para que los enviara a la víctima.

Por otro lado, han recordado que para evitar que los menores tengan acceso a este tipo de contenidos peligrosos, se recomienda a los padres que supervisen los vídeos a los que acceden sus hijos y que no lo compartan por redes sociales para evitar así su propagación.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído